MANCHESTER CITY 4 - SUNDERLAND 1

El City coge aire con un cómodo triunfo sobre el Sunderland

Sterling, Yaya Touré y Bony sentenciaron el encuentro en poco más de veinte minutos. El cuarto fue de De Bruyne y el del honor, de Borini. Bony erró un penalti.

0

El Manchester City comenzó con buen pie el Boxing Day pasando por encima de un pobre Sunderland que en apenas 20 minutos ya había bajado los brazos tras encajar tres goles. En el Etihad y ante los penúltimos de la clasificación, los de Pellegrini tenían poco que ganar y mucho que perder si no sacaban los tres puntos, pero les salió la jornada redonda con la derrota del Manchester United y del Leicester. El conjunto citizen ganó cómodamente ante un inofensivo Sunderland gracias a la calidad de su línea de mediapuntas: De Bruyne-Silva-Sterling, que fue demasiado para los de Allardyce. El Kun Agüero, aún renqueante de su lesión, no jugó un minuto pero no hizo falta, el Manchester City se bastó para golear al penúltimo sin su estrella.

A los 13 minutos de partido llegó el primer tanto mediante un cabezazo de Sterling a centro desde la derecha de De Bruyne. El jugador inglés, que no se caracteriza por sus testarazos, remató con demasiada comodidad y abrió la lata ante un Sunderland que parecía seguir en los vestuarios. Cuatro minutos después fue Yaya Touré quien dio el segundo zarpazo con otro golazo marca de la casa. Al igual que ante el Arsenal, el costamarfileño metió un gol desde fuera del área con la zurda, su pierna menos buena, con un disparo que se coló pegado al poste de Mannone. Solo dos minutos después llegó la clave del partido: un cabezazo de Graham se marchó lamiendo el poste ante la mirada de un Joe Hart que se había quedado inmóvil. El Sunderland perdonó y en la siguiente jugada el City sentenció. Fue con un tanto de Bony de cabeza, que se anticipó a O’Shea tras un saque de falta frontal de De Bruyne. A partir de ahí se terminó el encuentro y empezó la exhibición. Silva con libertad de movimiento cuajó un partidazo y perdonó el cuarto al borde del descanso tras irse de tres defensas, y Borini lo intentó pero Hart detuvo su remate.

Tras el descanso siguió la misma dinámica y casi por inercia, los de Pellegrini metieron el cuarto, obra de De Bruyne que intentó una pared con Bony pero vio que se plantó frente al portero tras recibir un rechace fallido de O’Shea. El belga no perdonó y se sumó a la fiesta. Cinco después, en el 58’, Borini hacía el tanto del honor del Sunderland tras ir con fe a un disparo de Cattermole que resultó ser más un pase que otra cosa. Hart detuvo en primera instancia pero el propio delantero italiano cogió el rechace y marcó el definitivo 4-1 con el que se finalizó el partido.

Los últimos minutos sirvieron para ver dos fallos garrafales de Bony, que pese a su gol, no se marchó contento del terreno de juego. Falló un penalti cometido por Silva mandando el balón a las nubes, y solo diez minutos después, falló ante Mannone, con todo a favor tras controlar un balón rechazado a un disparo de De Bruyne. Importante triunfo del City, que aprovecha los pinchazos de Manchester United y Leicester y se queda tercero en este comienzo del Boxing Day.