ATLÉTICO DE MADRID

Augusto aguarda a tener recambio en el Celta para salir

El Celta atrasa la operación y le hará jugar el 30-D. El elegido era Marcelo Díaz, pero se lesionó horas antes de firmar con el club celeste.

Vigo
0

El futuro de Augusto es diáfano: será rojiblanco a partir de enero. No obstante, ahora está en cuestión la fecha de su incorporación al Atlético. Simeone desea tenerlo ya el próximo lunes a sus órdenes, pero el Celta no está dispuesto a ceder en esas pretensiones. El club vigués, que ya asume su importante baja, entiende que aún debe prestar un último servicio en Vigo. El Celta se enfrenta el próximo día 30 al Athletic en Balaídos y Berizzo necesita al todavía capitán céltico en ese transcendental duelo contra un rival directo en la pelea por Europa. Es por ello que la directiva olívica está dilatando al máximo la operación para que no se cierre hasta enero y así poder utilizar al mediocentro en el último encuentro del año. El jugador, por su parte, se resigna a aceptar lo que pacten los clubes.

En estos momentos, Celta y Vélez negocian por el montante a percibir en el traspaso y ahí se encuentra ahora mismo enquistado el asunto. Los vigueses pretenden que los argentinos acepten un millón de euros, de los en torno a seis y medio que paga el Atleti, pero los bonaerenses no aceptan esta propuesta. De hecho, fuentes cercanas a Vélez han confirmado a AS que van a pelear por el 50% de los ingresos, ya que ellos poseen la mitad de los derechos del jugador.

El otro gran problema del Celta es que todavía no cuenta con el recambio de Augusto. Su sustituto natural en la plantilla, Radoja, se encuentra lesionado y, aunque podría llegar a tiempo para medirse al Athletic, no es recomendable una vuelta precipitada a los terrenos de juego. Además, el conjunto celeste ha tenido mala suerte con el reemplazante. El elegido era Marcelo Díaz, pero el internacional chileno se lesionó horas antes de firmar por el Celta y la operación se truncó. Tras este revés, la dirección deportiva del Celta busca ahora otro volante que tenga las mismas condiciones que Augusto. En el club entienden que pueden encontrar un jugador de similares características deportivas, pero que su liderazgo en el vestuario es irremplazable.

Existe un profundo enfado entre los dirigentes célticos con Augusto. El club siempre se negó en rotundo a su traspaso y estaba dispuesto a comprar el 50% del pase que le pertenece a Vélez. Sin embargo, el deseo del argentino es jugar en el Atlético, ya que considera que se trata de una oportunidad única en su carrera. Los máximos mandatarios del Celta consideran una traición que el capitán del equipo se vaya a mitad de temporada después de haber renovado el pasado verano. El futbolista, que aún no se ha manifestado en público, siempre ha demostrado su compromiso en el campo y está dispuesto a jugar el 30, aún a riesgo de que una lesión trunque su salida.