NÁPOLES 2 - FIORENTINA 1

Higuaín derrota a la Fiore y desata la euforia en Nápoles

El Nápoles de Sarri tumba al líder Fiorentina de Paulo Sousa gracias a los goles de Insigne y del argentino. Kalinic hizo el tanto de los viola. Insuficiente.

0
Higuaín derrota a la Fiore y desata la euforia en Nápoles
CARLO HERMANN AFP

El Nápoles logró su tercera victoria consecutiva en la Serie A derrotando 2-1 a la Fiorentina en el San Paolo: los de Sarri, que en las últimas dos jornadas vencieron a dos grandes más del Bel Paese como Juventus y Milán, también pudieron con el actual líder del Calcio, que tras un buen comienzo de choque acabó sufriendo el poderío ofensivo napolitano. Los viola empezaron el partido buscando con éxito el control de la pelota, gracias a la calidad de su mediocampo, muy espeso en la zona de creación: un 3-4-2-1 donde Borja Valero tenía las riendas del conjunto de Sousa, con Marcos Alonso y Blaszczykowski empujando fuerte en las bandas. Fue justo el polaco, en el minuto 16', que aprovechó un buen pase de Kalinic y con un zurdazo obligó a Pepe Reina a un paradón para evitar el 0-1. El golpe pareció despertar a los azzurri, que crecieron con el paso del tiempo y se hicieron con el control del balón, aunque con poca pegada.

Sin embargo, los de Sarri abrieron la lata nada más empezar la reanudación: un perfecto pase vertical de Hamsik puso a Insigne solo ante Tatarusanu, que el Magnífico batió con un preciso chut raso. El delantero azzurro continuó así su momento mágico y, con seis tantos en este curso, ya batió su récord de goles en un campeonato de Serie A. A partir de entonces, los de Sarri crearon varias oportunidades para marcar el segundo, pero perdonaron demasiado (Callejón estuvo dos veces a un paso del 2-0). El castigo llegó puntual en el minuto 73: Kalinic aprovechó una gran asistencia del recién entrado Ilicic y batió a Reina con el exterior del pie derecho.

Los locales, empujados por el San Paolo, tuvieron la fuerza de reaccionar enseguida, y volvió a aparecer Gonzalo Higuaín: el Pipita apenas tardó dos minutos en volver a adelantar a los suyos, tras una combinación con Dries Mertens (que sustituyó a Insigne) que concluyó con un zurdazo en la portería viola. Fue el séptimo tanto en este curso para el argentino, que está protagonizando su mejor arranque de temporada con la elástica azzurra.

En el tramo final del enfrentamiento, el conjunto de Sousa se volcó al ataque buscando otra vez el empate, aunque los partenopei pudieron defender su ventaja sin demasiados apuros: es un triunfo fundamental para el Nápoles, que ahora se sitúa a solo tres puntos del primer puesto ocupado por los toscanos, que en Fuorigrotta acabaron perdiendo a lo largo del partido el control del balón y su rigor táctico en defensa. Ahora, para Sarri, no pensar en luchar por el Scudetto se empieza a hacer muy complicado.