Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Liga Endesa ACB
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
Liga Endesa ACB
EN JUEGO
Monbus Obradoiro OBR

36

Coosur Real Betis BET

36

EN JUEGO
Movistar Estudiantes EST

30

Casademont Zaragoza ZAR

37

Kirolbet Baskonia BAS

-

Joventut Badalona JOV

-

Liga Holandesa
EN JUEGO
Vitesse Vitesse VIT

0

Feyenoord Feyenoord FEY

0

Groningen Groningen GRO

-

Utrecht Utrecht UTR

-

Waalwijk Waalwijk WAA

-

Heerenveen Heerenveen HEE

-

Sparta de Rotterdam Sparta de Rotterdam SPR

-

Heracles Heracles HCL

-

El Atlético asalta el Ali Sami Yen con dos goles de Griezmann

  • 1ª Parte
  • 15'
  • 30'
  • 2ª Parte
  • 60'
  • 75'
  • 90'
Galatasaray

31' Sale Emre Colak entra Umut Bulut

45' Sale Sarioglu entra Öztekin

63' Yilmaz

72' Öztekin

70' Sale Podolski entra Gümüs

Atlético

17' Griezmann

24' Griezmann

59' Sale Jackson Martínez entra Fernando Torres

63' Gabi

61' Sale Vietto entra Gabi

79' Sale Saúl entra Óliver Torres

GRUPO C | GALATASARAY 0 - ATLÉTICO 2

El Atlético asalta el Ali Sami Yen con dos goles de Griezmann

Dos goles del francés en ocho minutos (18' y 26') fueron suficientes para la victoria rojiblanca. Pobre imagen del Galatasaray. Los de Simeone, líderes.

Dieciocho minutos. Eso tardó el Atlético en recuperar la sonrisa. Pero eso es fácil cuando en tu equipo juega Griezmann, uno de esos futbolistas por lo que merece la pena pagar entradasLo llenó todo ante el Galatasaray. Alborotó a la defensa turca y estuvo por la izquierda, por la derecha, por el centro y en el gol. Marcó dos en seis minutos, los dos con esa zurda letal que tiene, en el 18’ y el 24’, para volver iluminar al Atlético en Europa y regresar de Estambul con victoria en el estreno de la Champions. Era vital.

En el primer tiempo, el Atlético barrió a un Galatasaray lleno de defensas; muy timorato e impreciso. Tuvo miedo y lo pagó. Hamzaoglu quería ahogar a los rojiblancos pero el plan le salió mal, muy mal, tan mal que en el minuto 31 el técnico ya había hecho el primer cambio: quitó a uno de los cinco defensas, Colak, y metió a Bulut, arriba, para intentar, al menos, presentarse a Oblak. Hasta el momento sólo lo habían visto de lejos.

Y es que en el minuto 18’ el Atlético le había desmontado a Hamzaoglu ya la muralla. Y lo hizo, además, con una jugada que los rojiblancos se saben de memoria. La ensayaron una y mil veces en las tardes de verano en Los Ángeles de San Rafael: combinaron Tiago y Vietto para habilitar la subida de Juanfran por la banda y su centro al área, donde estaba Griezmann libre de marca porque la defensa turca andaba entretenida en Jackson. Perfecto. Porque Griezmann es de esos jugadores con aire de indomable que, cuando están en el área, no perdonan

La pegó con la zurda, fuerte, un disparo raso que se le coló a Muslera. Seis minutos después había hecho otro, tras una dejada de cabeza de Godín. Esperaba el balón Griezmann, muy listo, pegadito a la línea de gol y con una patada voladora (otra vez la izquierda) volvió a batir al portero turco. Su doblete acabó con un Galatasaray que ya estaba muerto.

Fue una gran primera parte del Atlético que llegaba a Estambul entre dudas y se va con la certeza de que Vietto y Griezmann van a mezclar bien, porque el primero mejora aún más al segundo. El argentino aún no tiene el punto. El Cholo lo va racionando, como hace un año con Griezmann, y el molde no puede ser más ideal.

En la segunda parte, el Gatalasaray intentó mostrar otra cara y Hamzaoglu sacó a Oztekin que, con su movilidad, le dio otro aire al equipo. El Atlético dejó de sentirse dueño, dejó de estar cómodo. El estadio se espabiló y el Galatasaray comenzó a presionar más arriba. Hizo hasta doce remates, los más peligrosos fueron de Yilmaz y Oztekin, pero en ningún momento llegaron a asustar a Oblak, que tuvo la tarde tranquila. Y es que el equipo turco tiene un problema, que Podolski, su estrella, no cuaja, y Sneijder, el mejor de ellos, y Yilmaz no pueden con todo.

Simeone ató el resultado y el partido con los cambiosTorres le dio frescura al Atlético, Gabi lo sujetó y Óliver puso la luz. El segundo jugó sólo diez minutos pero dio, una vez más, una lección de clase, control y trabajo mayúsculos. Le puso, de hecho, el tercero a Griezmann en las botas, tras un pase filtrado exquisito, pero el francés intentó el hat-trick sin mirar a la derecha donde estaba Torres solo, sólo para empujarla. No entró. Pero dio igual. El Atlético ya había ganado el partido en seis minutos de la primera parte. Y es que, de la Champions, el Cholo el año pasado aprendió una cosa: que es mejor no empezar perdiendo, que al correr cuesta arriba siempre pesan más las piernas. Buen comienzo.

0 Comentarios

Normas Mostrar