Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
LaLiga Santander
LaLiga SmartBank
Premier League
Serie A
Bundesliga
Ligue 1
Liga Portuguesa
Liga Holandesa
Twente Twente TWE

-

Heracles Heracles HCL

-

Argentina golea a Paraguay y se cita en la final con Chile

  • 1ª Parte
  • 15'
  • 30'
  • 2ª Parte
  • 60'
  • 75'
  • 90'
Argentina

14' Marcos Rojo

11' Marcos Rojo

12' Biglia

26' Pastore

46' Di María

52' Di María

72' Sale Pastore entra Banega

79' Aguero

76' Sale Mascherano entra Gago

82' Higuaín

80' Sale Aguero entra Higuaín

Paraguay

12' Cáceres

29' Da Silva

26' Sale Derlis González entra Bobadilla

29' Sale Santa Cruz entra Barrios

42' Barrios

58' Richard Ortiz

55' Sale Valdez entra Óscar Romero

ARGENTINA 6 - PARAGUAY 1

Argentina golea a Paraguay y se cita en la final con Chile

La albiceleste tuvo el acierto en ataque que le faltó hasta ahora. Doblete de Di María y buen partido de Pastore y Messi. Paraguay, castigada por las lesiones, sólo se activó con el gol de Barrios.

La zancada larga de Pastore y el paso corto de Messi se juntaron para siempre en esta Copa América y llevaron a Argentina a una final que merecía por juego y ahora también por goles. Ya era hora. Los del 'Tata' Martino se desmelenaron por fin ante una Paraguay combativa, pero entregada sin remedio a la combinación constante en la que Pastore y Messi convirtieron el partido. El uno fue el socio del otro y el otro del uno. La libertad que Paraguay concedió a Messi cuando quiso marcar a Pastore fue directamente proporcional a la que concedió a Pastore cuando lo quiso hacer con Messi.

A diferencia de la marca al hombre que sufrió ante Colombia con Arias, el 10 pudo campar muchas veces a sus anchas en una línea de tres cuartos que hasta ahora en el torneo no había encontrado tan desierta. Ortiz y Cáceres no daban abasto para tapar a los volantes argentinos y además a Leo cuando aparecía. Quizá benefició a ello que Ramón Díaz no metiera a su equipo en el área, al contrario, y mandase a Paraguay a morder a los argentinos con sangre inyectada en los ojos de sus jugadores. Santa Cruz a punto estuvo de aprovecharlo en el primer acercamiento serio, un aviso que quedó en nada según fueron conjuntándose Messi y Pastore.

El primer gol, pese a ello, llegó a balón parado. El culé centró al corazón del área y Rojo, que venía de cambiarse las botas porque se resbalaba con las anteriores, marcó tras un rebote. Las aguas se abrieron para la albiceleste y la portería contraria, coto cerrado en toda la Copa América, también. Así, al rato, Messi pudo pensar donde jamás se le debe dejar hacerlo y puso un balón a Pastore que el flaco jugador del PSG no desaprovechó. Alejarse de Messi fue la mejor manera en todo el partido para que Pastore sacara lo mejor de él.

Parecía inimaginable pensar en otra cosa que no fuera una cómoda victoria argentina, más aún con las lesiones en cadena de Derlis González y Santa Cruz en Paraguay. Sin embargo, entraron Bobadilla y Barrios y la presión, lejos de menguar, aumentó. Es loable el carácter combativo y sin fin de los paraguayos. En un final de primer tiempo descontrolado, redujeron distancias al aprovechar Barrios una mala salida de balón de Otamendi y bien pudo llegar el empate en un tiro alto de Bobadilla. Cualquier análisis positivo del trabajo argentino hasta entonces quedó en entredicho por esos instantes finales, mitad locura del rival y mitad tembleque suyo.

Flotaba en el ambiente también el recuerdo de lo ocurrido entre estos dos mismos equipos en el debut en el torneo, cuando Paraguay igualó un 2-0. Argentina se conjuró para que no se repitiera y salió con bríos renovados y la portería de Justo Villar como fijación. Se mantuvo la conexión Pastore-Messi, hasta el punto de construir otros dos goles de su fantástica sociedad. Di María fue el autor de ambos, primero recibiendo un pase magistral de Pastore y luego culminando una cabalgada imparable de Messi. Con un volante de este nivel cerca del mejor jugador del mundo, lo único que puede encontrar Argentina es un caudal de juego que ya le tiene en la final y le acerca irremediablemente al título.

La final estaba en el bolsillo y las precauciones por no perder a alguno de los apercibidos fueron en aumento. Se retiraron Mascherano y Agüero, no sin antes marcar el del City un formidable quinto gol con un cabezazo perfecto. También se retiró Pastore, estrella de la noche junto a un Messi que permaneció en el campo a riesgo de ver una amarilla pero con el deseo de unirse a la fiesta goleadora. Quien lo hizo fue Higuaín con el sexto, también perpetrado por Messi como los cinco anteriores. Inédito lo de Leo, pues participó en todos los goles pero no marcó. Y de esta forma tan peculiar rubricó Argentina una goleada que destapa su potencial ofensivo, oculto hasta el momento pero presente cuando más falta hace, a las puertas de una final ante Chile que el sábado dirimirá cuál de las dos es la mejor selección de Sudamérica. Promete.


Consulta en AS el calendario de partidos día por día, todos los resultados de los partidos (tanto de la fase de grupos como de la fase final), así como las últimas noticias, las mejores fotogalerías y los vídeos (goles, resúmenes de los encuentros, detalles técnicos, grandes jugadas, análisis de Menotti…) de la Copa América 2015.

0 Comentarios

Normas Mostrar