BARCELONA

Benedito: "Queremos que los niños vengan al Camp Nou"

"Cuando el presidente Sandro Rosell anunció una restricción a los menores de 7 años en el Camp Nou fue uno de los días negros del barcelonismo'', dijo.

Benedito: "Queremos que los niños vengan al Camp Nou"
FERNANDO ZUERAS DIARIO AS

El empresario Agustí Benedito, aspirante a presidir el FC Barcelona, ha presentado hoy diez de sus propuestas, entre ellas la que anulará la restricción que desde hace años existe con los menores de siete años en el Camp Nou, que deben ser hijos de socios y solicitarlo para poder acceder al estadio.

"Cuando el presidente Sandro Rosell anunció una restricción a los menores de 7 años en el Camp Nou fue uno de los días negros del barcelonismo. Si somos elegidos, no habrá ninguna restricción con los niños menores de siete años, sean o no socios. Yo digo a los socios y seguidores con entrada que podrán traer a sus hijos sin ningún problema y sin pagar", ha avanzado Benedito en su sede electoral.

"Aquí, de lo que se está discutiendo es si tenemos que cobrar a los niños de los socios que sean menores de siete años. Pues yo les digo a estos socios que traigan a sus hijos, porque volveremos al modelo de hace cuatro años y que durante más de cien años ha funcionado. Los niños de ahora son los culés del futuro", ha añadido el aspirante.

Así, en la propuesta para los socios, Benedito ha informado de que si sale escogido presidente "aquel que quiera ser socio del Barcelona lo podrá ser, sin ningún tipo de restricción", en alusión a la barrera que en su día puso Sandro Rosell.

Benedito, que ha precisado que en algún partido por problema de aforo se podrá limitar la entrada de los menores, ha insistido en la importancia "de ser socio del Barça", y por ello ha asegurado que él no privará a nadie de querer sumarse a la masa de socios del club, al recordar que él accedió a esta condición gracias a la ampliación del Camp Nou a inicios de los años ochenta.

Así, ha señalado que todos aquellos socios que están en lista de espera para acceder a un asiento en el Camp Nou no deberán pagar ni un euro, ya que entiende que el Barcelona simplemente tiene que asistir al cambio de propietario en el abono, y que por el hecho de no cobrar el club "no dejará de ingresar grandes cantidades de dinero".

Además, Benedito ha explicado que intentará que el socio azulgrana, "a través de las consultas", se implique votando asuntos relevantes de la gobernabilidad de la institución.

También ha recordado que existen unos 60.000 socios sin abono en el FC Barcelona y que el Camp Nou tiene una media de 25.000 asientos vacíos cada partido. "Implantaremos el abono de diez partidos con descuentos del 50 % respecto al precio de la entrada, que irán dirigido a estos socios sin asiento", ha informado Benedito, que ha avanzado que sabe "cómo crear una grada de animación, pero lo explicaremos la semana que viene".

En esta línea de demanda de asientos, Benedito ha sido claro al advertir que es consciente de que existe un mercado paralelo de reventa de entradas y a veces éste se orquesta "delante de nuestras narices en el Camp Nou el día de partido".

"Si uno tiene la voluntad de parar las estructura de reventa, lo puede hacer. Haré todo lo posible para evitar estos mercados. Es una cuestión de voluntad", ha señalado Benedido, quien ha intentado entender al socio que se vende la entrada en una final "por la crisis y porque quizá esos 2.000 euros le pueden arreglar algunas semanas, pero hay que actuar con firmeza. No los expulsaremos, pero quizá sí habrá sanciones".

Un punto muy debatido en las pasadas elecciones fue cuando Sandro Rosell aseguró que cambiaría los horarios de los partidos para que fuesen más familiares. "No se puede prometer lo que sabes que no vas a conseguir. Sí que se puede hacer, pero a cuenta de que, en vez de ingresar 160 millones de euros, recaudes 30. Yo no lo puedo prometer, pero sí que hay un margen para mejorarlos", ha asegurado.

Finalmente, Benedito que dicho que no tiene la certeza de que Sandro Rosell esté detrás de una empresa de reventa de entradas, como es Viagogo, y a requerimiento de periodistas para que diese su punto de vista sobre las entradas del Camp Nou que se venden en este portal, ha sido contundente: "Sería inaceptable que un presidente estuviese detrás de un negocio así. Yo no tengo ninguna certeza. Pero si fuese así, sería motivo de dimisión inmediata".