Competición
  • Premier League
  • Serie A
Premier League
Serie A

Gombau: "En Australia hay un auténtico 'boom' por el fútbol"

ESPAÑOLES POR EL MUNDO

Gombau: "En Australia hay un auténtico 'boom' por el fútbol"

Gombau: "En Australia hay un auténtico 'boom' por el fútbol"

El entrenador español del Adelaide United triunfa en Australia como ya lo había hecho en Hong-Kong. Ganó la Copa y ha metido al equipo en el playoff por el título.

-¿Cómo alguien que empezó dirigiendo en la Escola del Barça llega al fútbol profesional de Hong Kong y luego al de Australia?

-Pues porque estando en el Barça pude viajar por muchos países, ya que teníamos escuelas en sitios como Dubai, Egipto, Kuwait, Hong-Kong… En este último país conocí al propietario del Kitchee y fue él quien me ofreció hacerme cargo del primer equipo. Imagínese el cambio que supuso para mí pasar de dirigir en la Escola a hacerlo con profesionales.

-Pues le fue muy bien en Hong-Kong, mejor imposible.

-Así es. Pasé cuatro años fantásticos allí. Disfrute mucho. El Kitchee no era de los equipos fuertes de Hong-Kong y después de 47 años conseguimos ganar la liga dos veces y la copa. Además conseguimos jugar la AFC Cup, lo que sería la Europa League en UEFA, y alcanzamos los cuartos de final de manera brillante. Aquello fue un gran escaparate. Tuve ofertas de Tailandia, de China y de Australia.

-Y hace dos años aceptó la de Australia, la de Adelaide United. ¿Qué se encontró?

-Una liga muy competitiva. En algunas cosas no tiene nada que envidiar a la Primera División española: calidad de los campos, seguimiento mediático, afluencia a los estadios… Hay partidos a los que van 30.000 y 40.000 espectadores. Particularmente a nosotros nos costó mucho al principio. Llegamos con una filosofía completamente nueva de cuidado de balón y posesión que chocó con lo que siempre había sido el fútbol australiano, más influenciado por el inglés, de juego directo y físico. Al final conseguimos darle la vuelta a la situación.

-Este año las cosas van incluso mejor…

-Es verdad. Ganamos la Copa, el primer título oficial para Adelaide en su historia, y nos hemos metido en los playoffs por el título siendo terceros detrás de Melbourne y Sydney, que son como el Madrid y el Barça de aquí. Es como para estar contentos. Adelaide es un club modesto, la ciudad también es pequeña comparada con el resto, pero la ilusión por el equipo es grande. Para los playoffs nos trasladamos de nuestro estadio de 17.000 espectadores al de fútbol australiano de la ciudad, que tiene 55.000.

-¿La consecución de la última Copa de Asia y el buen papel en el Mundial han elevado el interés por el fútbol en Australia?

-Muchísimo. En dos años que llevo aquí he visto un crecimiento enorme. El nivel cada vez es más alto. Hay futbolistas de mi equipo que podrían jugar en Europa perfectamente. Es más, los hay que se van a ligas menores como la suiza o la belga y que regresan a Australia porque casi hay más nivel aquí. Hay un boom espectacular en estos momentos. Cada vez se juega más al fútbol en colegios y escuelas.

-¿Tanto como para hacerle sombra al fútbol australiano, el deporte originario y con tanto arraigo de los australianos?

-Sin ninguna duda. De hecho, el número de licencias de niños que juegan al fútbol ha alcanzado e incluso rebasado al de niños que juegan al fútbol australiano. El trabajo en general está siendo fantástico. En la liga y en los clubes hay una base muy buena y el seleccionador Postecoglou también conoce bien el fútbol local. Salvo una temporada en Grecia, el resto de su carrera la ha hecho en Australia y eso es muy importante para el devenir de la selección.

-Usted posee ADN Barça. ¿Influyó para que le tuvieran en cuenta?

-Sí. La marca Barça y la marca España tienen una gran importancia ahora mismo en el fútbol. En el club buscaban implantar una filosofía concreta de juego, que la gente pudiera reconocer al Adelaide por su forma de jugar, más allá de por la camiseta. Eso aquí la gente lo valora muchísimo. Hubo una votación para elegir al técnico que dirigiera al equipo de las estrellas y me escogieron a mí, pese a haber sido sexto en la liga. Es lo diferente. Están acostumbrados a un fútbol más parecido al inglés y jugar a nuestra manera les atrae.

-¿Y la vida? ¿Qué tal la vida?

-Bien. Tengo la suerte de estar con mi familia. Me fui con mi mujer a Dubai, primero, a Hong-Kong, luego, y a Adelaida, ahora, y hemos tenido dos niños. El problema es que Australia está mucho más lejos y el calendario es como el inglés, con fútbol en Navidades, Boxing Day y todas esas cosas. La gente es amable y el club y la afición son fantásticos. Hago la vida de un entrenador en cualquier parte del mundo, aunque más lejos. Soy feliz.

0 Comentarios

Normas Mostrar