GRECIA

El presidente de Panathinaikos quiere crear una liga paralela

"Nosotros y otros seis o siete clubes podríamos crear otra liga y dejar a Olympiacos contra Platanias y Ergotelis", dijo Yiannis Alafouzos. La liga está parada por el gobierno.

0

La liga griega se encuentra parada por decisión del gobierno como consecuencia de los constantes incidentes en los partidos, los últimos en el clásico entre Panathinaikos y Olympiacos, y la tensión se siguen palpando en el ambiente. Este lunes se reunió el comité de la Superliga y las discrepancias volvieron a ser considerables, sobre todo después de que el presidente del Panathinaikos, Yiannis Alafouzos, expresara hace unos días su idea de configurar un campeonato griego paralelo en el que no estuviera Olympiacos, su eterno rival: "Panathinaikos no quiere dejar la Superliga, pero puede verse obligado a hacerlo", dijo después de conocer la sanción "extremadamente dura" que le hará perder tres puntos por los disturbios en el derbi contra Olympiacos. "No queremos dejar la liga porque quedaría en manos de la mafia", dijo Alafouzos.

Sin embargo, cuando se le preguntó si existe un entendimiento con otros clubes importantes con respecto a los problemas dentro de la liga, admitió que ha habido discusiones para crear una liga disidente: "Con PAOK y AEK hemos discutido algunas cosas. Hay discusiones, no decisiones, sobre una ruptura de la Superliga y de las competiciones de la UEFA. Después de todo, la liga siempre la gana Olympiakos y el puesto de la Champions le pertenece. Nosotros y otros seis o siete clubes podríamos crear otra liga y jugar un campeonato más interesante, y dejar a Olympiacos para que juegue contra Platanias y Ergotelis", comentó Alafouzos en tono irónico.

Olympiakos respondió el sábado a estas palabras llamando "pequeño hombre paranoico" a Alafouzos y prometió demandarle por, supuestamente, orquestar los disturbios en el derbi. Mientras, la mayoría de los clubes están de acuerdo para volver a jugar este fin de semana y comprometerse a aceptar las reformas que aumentarán la seguridad de los campos y a contener la violencia, tal y como el viceministro Stavros Kontonis había solicitado.