Españoles por el Mundo

De las Cuevas: “En Serie B lo normal son las defensas de 5”

Se marchó de Osasuna en el último mercado de invierno rumbo a Italia y en el Spezia se ha encontrado un club con aspiraciones de ascender a la Serie A.

0
De las Cuevas: “En Serie B lo normal son las defensas de 5”

De Pamplona a La Spezia, de Segunda División de España a la Serie B de Italia. ¿Cómo va el cambio?

—Bien. Me llegó esta oferta interesante de Italia y alcancé un acuerdo con Osasuna para poder marcharme. En el Spezia me ofrecían dos años y medio de contrato y un proyecto deportivo que me interesó bastante. Fue todo de un día para otro. El 30 de enero, con el cierre de mercado cerca, se oficializó. Y aquí estoy.

—¿A que no imaginó nunca jugar en el Calcio, un fútbol tan distinto al suyo?

—La verdad es que nunca me había planteado este cambio ni tampoco acabar en una localidad como La Spezia, pero me llamó el entrenador en persona, me explicó el proyecto y me convenció. Es un buen reto. El aliciente de salir de España después de tanto tiempo también influyó. Tenía ganas de vivir nuevas experiencias en mi carrera. Nunca había jugado en el extranjero y me apetecía.

—El salto entre España y el norte de Italia no es tan grande a nivel de vida, dicen…

—Se vive prácticamente igual, es cierto. La ciudad me ha sorprendido para bien. El clima es parecido, la comida también, la forma de vida en general es bastante cómoda. Casi diría incluso que hace más calor que en Pamplona, el tiempo es más como el de Alicante. Eso me hace recordar a mi tierra y me hace sentir bien.

—Su técnico, Nenad Bjelica, aquel croata que jugó en Albacete, Betis y Las Palmas, era talentoso como usted, quizá por eso le ha llamado.

—Ha sido fundamental en mi fichaje. Él sabía perfectamente cómo jugaba y lo que podía aportar al equipo. Aquí todo es más táctico, más físico, y brillar con la pelota es complicado para cualquiera. Estamos tres españoles en el equipo (De las Cuevas, Juande y Luna) y a los tres nos conoce bien. Eso es importante para poder rendir al máximo.

—¿Y qué aspiraciones tienen ahora que la mitad de la temporada ya se ha disputado?

—Cuando llegué íbamos terceros y con opciones de poder entrar entre los dos primeros que ascienden directamente a la Serie A. Ahora seguimos en puestos de playoffs, también con el mismo objetivo de poder pelear por el ascenso. Pude debutar por fin después de dos semanas y empatamos contra el líder, el Capri. Este fin de semana ganamos 3-2 en casa.

—Usted que conoce el fútbol español de arriba a abajo, ¿a qué nivel situaría la Serie B?

—Más o menos al mismo que la Segunda División española. Cualquier equipo puede ganar a otro y aquel que coge una racha positiva se cuela enseguida entre los primeros. Eso sí, es muy difícil encontrar defensas desorganizadas. Casi todas juegan con cinco atrás, aquí es lo normal. Por eso es más difícil brillar con la pelota. Es un fútbol muy físico y táctico.

—Imagínese ascendiendo finalmente por primera vez en la historia del club…

—Ojalá. Nuestro estadio es pequeño en comparación con los que hay por ahí, pero existe mucha cultura de fútbol y se suele llenar. Y luego están los famosos tifosi, que siempre están con nosotros apoyándonos. Es bonito jugar aquí.

—Le tengo que preguntar por Osasuna. Vaya lío con los amaños en su exequipo…

—Pues sí. Me da mucha pena que se esté hablando así de un club como Osasuna. Yo me estoy enterando fundamentalmente por la prensa y me sorprende mucho todo. Espero que se solucione finalmente.