Blind rescata un empate que el Manchester United no merecía

  • 1ª Parte
  • 15'
  • 30'
  • 2ª Parte
  • 60'
  • 75'
  • 90'
West Ham

48' Kouyaté

72' Song

79' Adrián

83' Sale Enner Valencia entra Jarvis

M. United

42' Marcos Rojo

71' Sale Januzaj entra Fellaini

82' Shaw

82' Rooney

91' Blind

92' Shaw

94' Sale Falcao entra Smalling

AStv

WEST HAM 1 - MANCHESTER UNITED 1

Blind rescata un empate que el Manchester United no merecía

El mediocentro del United salvó un punto en el descuento. Kouyaté había adelantado al West Ham. Radamel Falcao erró la más clara; Mata y Ander Herrera no jugaron.

El Manchester United deja escapar otro tren en la Premier League. Además, en este caso el premio era doble: de ganar al West Ham, se habría colocado tercero en la tabla y habría quedado a distancia de un partido (tres puntos) del Manchester City, algo impensable cuando comenzó la temporada. Pero era un supuesto, el United no ha demostrado todavía aptitudes y actitudes para pelear por la zona noble, y en febrero los grandes equipos ya deberían marchar a velocidad crucero.

El West Ham no era un rival menor y lo demostró desde el inicio. Rondan los puestos europeos con un conjunto sólido en defensa, que además domina el balón parado en las dos áreas. Así llegaron las mejores ocasiones en la primera parte y solo De Gea evitó que Valencia y Sakho inauguraran el marcador. Con la lesión de Carrick, Van Gaal alineó a tres centrocampistas de ataque y obligó a Blind a ser omnipotente. No lo fue, aunque no desentonó en la contención. La peor cara del United volvía a estar entre los atacantes, porque Di María se encierra a sí mismo cuando abandona la banda y Januzaj puede llegar a ser invisible durante noventa minutos. Mata y Ander Herrera se quedaron en el banco.

La única diferencia tras el paso por los vestuarios fue que el balón entró en una de las intentonas locales. Llegó, como era previsible, a balón parado. Una falta centrada al área terminó, de rebote, en las botas de Kouyaté. El central, que no brilla por su técnica, tuvo tiempo para dar dos toques sobre el punto de penalti y fusilar a De Gea sin que un solo defensor se acercara.

A partir de entonces, el United disfrutó de más ocasiones pero tardó demasiado en concretarlas. Radamel Falcao, demasiado lejos de su mejor nivel, erró la más clara de todas: falló solo ante el portero tras un gran control. Tuvo que ser Daley Blind el que diera aire a Van Gaal aprovechando un balón muerto en la frontal del área, ya en el descuento. El hombre-orquesta ante el West Ham disparó con potencia y nada pudo hacer Adrián, otro portero español por el mundo. El botín, inesperado e inmerecido, justifica un planteamiento pobre en un estadio difícil pero no permite al Manchester United mirar hacia el City y aspirar a grandes gestas en esta temporada. Las que se le presuponen a un equipo de este calibre.

0 Comentarios

Normas Mostrar