Erik Morán y Bryan Rabello, presentados con el Leganés

LEGANÉS

Erik Morán y Bryan Rabello, presentados con el Leganés

Erik Morán y Bryan Rabello, presentados con el Leganés

EMILIO COBOS

DIARIO AS

El primero confiesa que la presencia de Garitano fue clave para recalar en Butarque. El segundo vuelve a España tras una “mala experiencia” en Suiza.

El Leganés ha presentado esta mañana a sus dos últimos refuerzos en el mercado invernal. Erik Morán (mediocentro de 23 años, cedido por el Athletic Club) y Bryan Rabello (mediapunta chileno de 20 años cedido por el Sevilla) aterrizan en Butarque con la vitola de ser dos fichajes de campanillas para un equipo que tiene como objetivo la permanencia en Segunda.

Sus respectivas incorporaciones se produjeron casi, casi sobre la campana del cierre de mercado. El primero, Morán, lo hizo un día antes de que acabara el plazo. Dice que es tímido, pero ese carácter introvertido no impidió que Ernesto Valverde le diera la oportunidad de dar el salto al primer equipo del Athletic el curso pasado. Estaba llamado a ser uno de los mediocentros habituales en San Mamés, pero la crisis que atraviesan los leones frenó su progresión en la presente temporada. Las exigencias aumentaron y con ellas, la necesidad de que los rojiblancos jugaran con gente más veterana. Por eso Erik pidió salir del Botxo.

“El adiós ha sido de mutuo acuerdo. Al Athletic le interesaba que yo saliera para coger minutos, y a mí también, como es obvio”, empieza a explicar un futbolista que ya ha debutado con la elástica blanquiazul Disputó 21 minutos ante la Llagostera el pasado sábado. “Me sorprendió que pese al frío, la afición respondió con ganas”, confiesa

A Morán no le faltaron ofertas de equipos potentes en Segunda antes de abandonar su Vizcaya natal, pero dos factores inclinaron la balanza hacia el Leganés. El primero, Asier Garitano. “Me llamó y me convenció. Me dijo que jugaría. Que contaba contigo. Esa confianza fue clave”, describe. También fue clave la presencia de hasta cuatro ex compañeros (Eraso, Eizmendi, Serantes y Santamaría) en el equipo blanquiazul. “Tengo buenas referencias del club gracias a ellos. Además, soy un tipo vergonzoso. Me cuesta tener confianza. Con ellos me sentiré más arropado”, añade.

Un internacional chileno en Butarque

Rabello más que encontrar amigos en el vestuario, se ha topado con un ‘enemigo’. Su pasado sevillista le proporcionará buenos debates futboleros con Chuli, delantero cedido por el Betis con el que se vio las caras en los derbis sevillanos de la temporada pasada. “Estén tranquilos que ahora a los dos sólo nos interesa el Leganés”, bromea al respecto este chileno habilidoso que ha pasado los últimos meses en Suiza, en el Lucerna de la Primera helvética.

“Me fui en busca de minutos, pero no fue una buena experiencia. Por eso regresé a España. La opción del Leganés me pareció la mejor y por eso la elegí”, explica con un tono incluso más tímido que Morán. Son solo apariencias. En cuanto este internacional absoluto con Chile se suelta con el verbo, se atreve incluso a mirar a cotas altas en la clasificación. “Sabemos que la dirigencia nos pide la permanencia y ese será nuestro objetivo. Esperemos lograrla rápida y atrevernos con cotas más relevantes”, comenta.

Aunque lleva el ‘9’, lo suyo, afirma, es jugar de mediapunta “y darlo todo por el equipo en el que juego. Aquí no haré ninguna excepción”, concluye Rabello.

0 Comentarios

Normas Mostrar