Temas del día

Goleada del mundo del fútbol al ébola en el Vicente Calderón

AStv

OESTE 3 - ESTE 2

Goleada del mundo del fútbol al ébola en el Vicente Calderón

Champions for Life recaudó 405.299 euros. Baptistao (dos) Kameni desde los once metros, marcaron para el Oeste; Rodrigo y Lucas Vázquez hicieron los tantos para el Este.

El fútbol puso ayer su granito de arena en la lucha contra el ébola. 34 futbolistas, y alguno más al que le hubiera gustado estar pero le fue imposible, respondieron con su presencia en una desapacible noche en Madrid, acortaron sus vacaciones o, en otros casos, aplazaron su vuelta con sus equipos para sumarse a una causa solidaria. Champions for Life volvió a ser un éxito porque no hay nada como el fútbol, cuando se lo propone, para movilizar a la gente. Ayer el éxito se tradujo en 405.299 euros recaudados para ayudar a los que más están sufriendo en África las consecuencias de un virus devastador como el ébola. En más de 5.000 euros se superó el objetivo previsto. Público, jugadores, internautas y telespectadores se empeñaron en ello.

Los futbolistas también por fiaron para que la gente que acudió a la fría noche en el Calderón, sólo tres grados marcaba el termómetro, disfrutara con el espectáculo. Se disputaron tres partes de 30 minutos cada una y el resultado final fue de 3-2 para el combinado del Oeste comandado desde el banquillo por Milinko Pantic. El serbio volvía al césped del Calderón y se lo tomó en serio. Su equipo fue perdiendo por 0-2 y no dudó, pese a lo amistoso de la cita, en dar indicaciones hasta que consiguió voltear el resultado. No hay mejor manera de dignificar una causa que tomársela en serio, piensa el balcánico. Y eso que empezó mal la cosa para los suyos. Lucas Vázquez salió con ganas de exhibirse y fue dejando detalles exquisitos por la banda derecha, pero fue su compañero en el Este Rodrigo el que golpeó con su zurda e hizo el 1-0. Pero Vázquez no quiso ser menos y también con la izquierda superaba a Cuéllar para hacer el segundo. El espanyolista celebraba el gol utilizando su bota como teléfono para jolgorio general.

Todo obedecía a la iniciativa montada en las redes. La gente podía mandar con anterioridad cómo quería que los futbolistas celebraran los tantos y los autores cumplieron el guión para deleite general. El Este controlaba el partido hasta que en el segundo tercio salió Kameni quien revolucionó el juego... y a la grada. El portero del Málaga demostró por qué es uno de los más carismáticos del fútbol español. Primero se permitió el lujo de hacer una rabona y después puso el primer peldaño para la remontada del Oeste. Lanzó el penalti que Del Cerro Grande señaló sobre Santi Mina y lo metió sin problemas engañando a un Jesús casi cómplice. El camerunés lo festejó con una voltereta a lo Hugo Sánchez.

Reacción. Por entonces la recaudación superaba ya los 300.000 euros, pero lo mejor estaba por llegar. Era el turno de Leo Baptistao, que salía con las instrucciones de Pantic claras. El brasileño marcó su primer tanto a pase de Cedrick y remontaba definitivamente el partido al transformar un penalti cometido sobre él mismo. Los goles fueron un bonito premio para la gente que quiso acompañar y colaborar en la causa y los futbolistas volvieron a dar un paso al frente para ayudar en una causa social. UNICEF y la fundación de la LFP utilizará también los fondos para potenciar sus proyectos humanitarios en África. Al final todos agradecieron el esfuerzo de las entidades, del Atlético por prestar su campo y a Televisión Española que emitió el partido en directo por su primer canal.

Comentarios

Comentarios no disponibles