Juan Carlos Osorio y Nacional deben pensar en lo que viene

Final Copa Sudamericana

Juan Carlos Osorio y Nacional deben pensar en lo que viene

Juan Carlos Osorio y Nacional deben pensar en lo que viene

JOSE MIGUEL GOMEZ

REUTERS

El técnico no pudo conseguir el título internacional que tanto deseaba, sin embargo, aún lucha por un cupo a la final de la liga y tiene la oportunidad de ir por la Libertadores 2015.

Bogotá

Durante dos años, Juan Carlos Osorio vio las prácticas del Liverpool, dirigido por el francés Gérard Houllier, desde una casa vecina al campo de entrenamientos, en la que pidió posada después de que le negaron la entrada a Melwood, sede del club inglés, en varias oportunidades. La historia se la cuenta al periodista Carl Worswick en The Guardian y es una muestra clara de la personalidad del hoy técnico de Atlético Nacional, quien ha conocido las buenas y malas del fútbol.

Osorio estudió en Inglaterra y su primer trabajo en un cuerpo técnico fue como preparador físico del Manchester City en la era de Kevin Keegan. En la Premier aprendió mucho de lo que sabe y luego regresó a Colombia a probar suerte como técnico de Millonarios de Bogotá. Era un entrenador diferente. Sus métodos de trabajo en campo así como su interés en la motivación de los jugadores terminaron con su salida del fútbol colombiano.

Viajó a la MLS en donde dirigió al Chicago Fire y al New York Red Bulls, equipo con el que salió campeón de la Conferencia Este en 2008. Al año siguiente terminó su ciclo en el fútbol de Estados Unidos para iniciar, de nuevo en casa, la que sería la etapa más exitosa de su carrera. En 2010 consiguió su primer título con Once Caldas y en 2011 fue subcampeón. Voló al Puebla de México, pero en pocos meses estaba de regreso.

En 2012 fue nombrado como entrenador de Atlético Nacional. Su pasado reciente respaldaba su manera de trabajar, sin embargo, a la prensa y a los aficionados les costaba entender la idea de un técnico sin equipo titular, un equipo en el que todos tenían la opción de jugar y pocos el rótulo de indispensables. Estuvo cerca de ser destituido, pero su determinación acabó dando resultados o mejor, títulos. Con Osorio a la cabeza, el equipo verde de Medellín ha conseguido quedarse con los últimos tres títulos de la liga, dos Copas Colombia y una Superliga.

La siguiente meta era un campeonato internacional y la Sudamericana, la oportunidad. Sin embargo, el plan que llevó a Osorio hasta la final no funcionó frente a River Plate. Nacional peleó, luchó y mantuvo el cero por 71 minutos en el Monumental, pero Mercado y Pezzella le dieron el título al equipo argentino.

Esta es una derrota dolorosa para los hinchas, pero Nacional aún tiene opciones de volver a ser campeón de la liga y el próximo semestre disputará la Copa Libertadores. Ahí otra oportunidad para Osorio de conseguir un torneo continental con el equipo que lo tiene entre los técnicos con más proyección en Colombia. Falta ver si tanto el club como el DT así lo quieren.

Comentarios

Comentarios no disponibles