La lesión de Neves empaña un partido de trámite en Do Dragao

  • 1ª Parte
  • 15'
  • 30'
  • 2ª Parte
  • 60'
  • 75'
  • 90'
Oporto

7'

40' Sale entra

52' Sale entra

63'

68' Sale entra

86'

Shakhtar

18'

42'

50'

65' Sale entra

66' Sale entra

85' Sale entra

GRUPO H | OPORTO 1 - SHAKHTAR 1

La lesión de Neves empaña un partido de trámite en Do Dragao

El mediocentro de 17 años se retiró en el 37' en camilla, y entre lágrimas, tras un choque fortuito en el que se giró la rodilla. Los dos equipos, clasificados.

El trámite entre Oporto y Shakhtar dejó un mal sabor de boca para los locales debido a la lesión de Ruben Neves. El joven mediocentro de 17 años se retiró en camilla y entre lágrimas tras un choque fortuito en el que se giró la rodilla. Las imágenes y los gestos de dolor del jugador hacen temer lo peor. Un duro varapalo para la progresión de Neves, ya que el portugués se había destapado esta temporada como un futbolista con un prometedor futuro. 

En lo estrictamente deportivo, el encuentro siguió el guión previsto. Sin nada en juego, ya que el Oporto sería primero de grupo y el Shakhtar segundo, independientemente de lo que ocurriera en esta última jornada, ambos entrenadores optaron por alinear a los menos habituales. Ante un Do Dragao semivacío, la falta de intensidad se notó desde el primer minuto.

Partido perfecto para Quintero en los locales y para Bernard en los visitantes. Los mediapuntas de ambos conjuntos, acostumbrados a marcajes pegajosos y entradas duras, disfrutaron de una libertad que les permitió divertirse sobre el césped. Eran los únicos que le ponían un punto de velocidad extra al encuentro cuando el balón pasaba por sus botas. De esta forma, lo único relevante que dejó la primera mitad fue la desafortunada lesión de Neves en el minuto 37.

Tras el descanso, el gol de Stepanenko en el 50’, en un saque de esquina botado por Bernard, animó un poco el juego. El Oporto se lanzó a por el empate, empujado por el respeto que merecían los escasos hinchas que se acercaron a pasar frío hasta Do Dragao en una noche en la que su equipo no se jugaba nada. Sólo un minuto después del tanto del Shakhtar, Quintero respondió con un fabuloso pase que dejó a Aboubakar frente al portero, aunque su remate se marchó desviado. Desde ese instante, los portugueses siguieron buscando el tanto hasta que en el 87’encontraron premio a su esfuerzo: un derechazo de Aboubakar desde la frontal se coló rozando el poste. 1-1. Reparto de puntos que habría dejado a todos satisfechos de no ser por la preocupante lesión de Neves

Comentarios

Comentarios no disponibles