Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores

Yoda acorrala a Jagoba Arrasate

1P

Tarjeta Amarilla
  • Tarjeta Amarilla para el R. Sociedad

    Zaldua

Tarjeta Amarilla
  • Tarjeta Amarilla para el Getafe

    Hinestroza

Tarjeta Amarilla
  • Tarjeta Amarilla para el Getafe

    Lacen

2P

Gol
  • Gol del R. Sociedad

    Marca: Hervías

Cambio
  • Cambio en el R. Sociedad

    Sale: Finnbogason

    Entra: Canales

Cambio
  • Cambio en el R. Sociedad

    Sale: Chory

    Entra: Hervías

Cambio
  • Cambio en el R. Sociedad

    Sale: Xabi Prieto

    Entra: Agirretxe

Cambio
  • Cambio en el Getafe

    Sale: Sarabia

    Entra: Míchel

Cambio
  • Cambio en el Getafe

    Sale: Hinestroza

    Entra: Lafita

Cambio
  • Cambio en el Getafe

    Sale: Lacen

    Entra: Babá

Cambio EXTRA

  • Gol del Getafe

    Marca: Yoda

  • Tarjeta Amarilla para el Getafe

    Míchel

  • Gol del Getafe

    Marca: Yoda

REAL SOCIEDAD 1 - GETAFE 2

Yoda acorrala a Jagoba Arrasate

Dos goles del zurdo francés voltean sobre la hora el gol inicial de Hervías. Da oxígeno al Getafe y deja en la lona a Arrasate. Anoeta pide su destitución.

Yoda, maestro Jedi en la saga de la Guerra de las Galaxias. Yoda, mediapunta francés de origen marfileño que jugaba en el Astra Giorgiu de Rumanía y que jugando en la liga rumana, un día llamó la atención de Contra, que a los pocos meses fue nombrado entrenador del Getafe. DE él se encaprichó Contra y su fue su única petición del verano. No pudo jugar hasta la quinta jornada por problemas burocráticos en sus papeles. Yoda, el jugador que ayer le dio la victoria al Getafe cuando parecía imposible. Yoda, el hombre que estrechó la soga a Arrasate.

Hasta la irrupción final de los goles de Yoda, el nombre del partido era Hervías, un chaval del filial donostiarra que había salido en el minuto74 y que en nueve minutos logró más que todos sus compañeros en noventa. Le sacó una tarjeta amarilla a Valera, forzó el saque de un córner y anotó un gol cuando Anoeta ya había decidido ponerse a silbar a su equipo. Efímero salvador hasta que apareció Yoda. Yoda, el verdugo.

El partido no tuvo de inicio toda la emoción que tuvo al final. No se había cumplido el minuto tres cuando Sarabia ya había firmado la primera de sus trastadas. En un saque de banda larguísimo de Escudero, Sarabia le ganó la espalda a Zaldúa provocando un desajuste defensivo descomunal. Se plantó solo ante Zubikarai, quien sacó el balón con una punta del guante.

El Getafe jugaba con alegría. Con Valera desdoblando, Sarabia ofreciéndose, Hinestroza basculando y Juan Rodríguez moviendo el balón a su antojo.

Zaldua pagó esta vez su inexperiencia. Se le fue Sarabia, se le fue Hinestroza y se le fue la mano al dar una patada a Sarabia (amarilla) y jugarse la roja en el 34’ al derribar a Escudero cuando éste le hizo un regate de tacón. Juventud, divino tesoro (algunas veces).

Gustó Sammir, delantero brasileño que jugó el Mundial de Brasil con Croacia, lo que hace entender mucho mejor a Diego Costa. A Sammir lo que más le gusta es descolgarse hasta la posición de mediocentro y despistar al rival. Así se inventó en el 27’ la jugada con pase interior a Sarabia que acabó con remate al poste de éste. Fue la ocasión más clara del partido.

En el 30’, Chory devolvió la madera. Su remate también se fue al palo, pero por el exterior, cuyo peligro real es mucho menor. En la Real, Zurutuza era el jugador con más criterio, tanto en moviemintos, en combinaciones y en remates. El tiro al palo de Chory y uno desviado de Zurutuza fue todo lo que ofreció la Real en la primera parte, pues me niego a considerar como remate un lanzamiento de Finnbogason treinta metros más arriba del larguero. La primera parte finalizó con un remate egoísta de Sammir, que prefirió lanzar y centrar a sus compañeros. Acabó con ese detalle y con una pitada brutal de la grada a su equipo.

Tras el descanso, la Real compareció corajuda y el 1-0 pudo llegar en una ocasión de Finnbogason en el 53’, pero la sacó bien Guaita. La jugada se dio porque Juan Rodríguez no acertó a despejar un balón en el típico barullo de área.

Si jugando con un 9 la Real propició poco peligro, al sustituir a Finnbogason, menos aún. En el 72’ Zubikarai volvió a salvar a la Real sacando un remate de Míchel tras taconazo de Yoda. Fue entonces cuando se produjo el debut de la Real y toda la historia ya contada.