COPA DEL REY | VALLADOLID 2 - GIRONA 0

El Valladolid pasa de ronda con solvencia ante el Girona

Un Girona plagado de suplentes no fue rival para el conjunto vallisoletano, que con goles de Guille Andrés y Samuel, certificó el pase a dieciseisavos.

El Real Valladolid se clasificó para la siguiente ronda de la Copa del Rey gracias a los dos goles que consiguió en la segunda parte a la salida de sendos córners. El canterano Guille Andrés y Samuel remataron los balones centrados por Omar y sentenciaron un partido en el que los jugadores filiales de ambos equipos tuvieron un importante protagonismo.

El Valladolid y el Girona se presentaron con el mismo plan de la Liga, pero con diferentes peones. Muy diferentes. El Valladolid apareció con cuatro jugadores del filial, uno de los grandes atractivos de la noche, mientras que el Girona, también con muchos jóvenes, cambió a algunos jugadores de posición para no cambiar la formación. De esta manera, los locales empezaron dominando, queriendo agradar a la grada. Dani Vega, juvenil de 17 años, tuvo la primera ocasión para los locales, pero su remate lo paró Palatsi. Los gerundenses dieron rápida respuesta con un lanzamiento de Aday que se fue fuera por poco, pero se fueron haciendo con el balón, entrando por el centro, al son de la música de Jandro, de los mejores de su equipo, pero sin poner en peligro a Dani Hernández. Antes de acabar la primera parte, Vega centró desde la banda y Guille Andrés, llamado a tener minutos en el Valladolid como nueve si el club blanquivioleta no ficha a un sustituto de Roger en los próximos días, no acertó por muy poco.

En la segunda parte, el Valladolid quiso más y por eso se llevó el partido. Las noticias ofensivas del Girona fueron inexistentes, así que con ese panorama los locales se lanzaron a por la victoria. Peña estuvo muy cerca de estrenar el marcador con un centrochut que despejó Palatsi. La mejor parada del portero gerundense que fallaría por partida doble minutos después. Fue en sendos corners lanzados desde la derecha por Omar. En el primero, el balón llegó al segundo palo, donde estaba Guille Andrés que cabeceó perfecto para alojar el balón en las mallas. Fallo de la defensa y del portero que no fueron capaces de despejar. Más clamoroso todavía fue el segundo cuando Palatsi se quedó a media salida y el balón le cayó a Samuel, que solo tuvo que empujar el balón.

Entre medias entró Mojica, que otra vez le volvió a dar velocidad al Valladolid. El colombiano es una locomotora, imposible de parar en carrera. De sus botas y rapidez llegaron varias ocasiones que los vallisoletanos no supieron aprovechar. También la entrada de Anuar, el quinto canterano, dio más empaque al Valladolid que ya se sabía dueño y señor de la eliminatoria y del partido.

¿Y el Girona? Poco o nada. Solo un disparo de Cristian desde lejos que atrapó Dani Hernández sin problemas. Sin muchos de sus titulares, el Girona no quiso arriesgar lo más mínimo y se reserva para la Liga, mientras que el Valladolid ya espera rival en el sorteo del viernes con la intención de aprovechar para dar minutos a sus canteranos y a los jugadores que ahora mismo están jugando menos.