El nuevo estadio del equipo rojiblanco va viento en popa

AStv

Atlético de Madrid

El nuevo estadio del equipo rojiblanco va viento en popa

Ya se ha levantado la grada media y sus entrañas. El nuevo campo del Atlético de Madrid estará listo para la temporada 2016-17. Será un estadio muy cómodo y multifuncional.

El nuevo estadio del Atlético va viento en popa. Se siguen los plazos previstos para su inauguración en la temporada 2016-17. En el nuevo campo, que tendrá una capacidad para 70.000 espectadores, se trabaja en dos partes diferentes. La primera es la que corresponde a la zona de tribuna. Ésta ya existía en la antigua Peineta y se mantendrá casi en su totalidad. Los trabajos en esta zona han sido de ajustes en el interior para prepararlo todo de cara a las necesidades de Atlético, aficionados y medios de comunicación. En su interior, estarán el palco de honor, los vestuarios, un auditorio, la sala de prensa, la zona mixta, el museo rojiblanco, las oficinas del club, un restaurante…

La otra parte es la que se está levantando desde cero, el anillo que ocupa las zonas norte, sur y este del campo. Ya se ha levantado la grada media y sus entrañas. Ahora mediante diversos pilotes, se están construyendo la grada baja, que llegará hasta el césped, y los palcos que se ubicarán encima de la grada media. Éstos serán alrededor de 100. Tendrán una salita para pasar los momentos previos, el descanso y el post partido y además, habrá tres filas de asientos para vivir los partidos desde el exterior. Así, habrá 7.500 plazas VIP. El estadio constará de tres niveles diferentes y el último piso se llevará a cabo encima de estos palcos. Será la grada alta. Todo se hace para que llegue la joya de la corona. Una cubierta, que abarcará todo el graderío, ha sido diseñada por los mismos que realizaron la del Estadio Olímpico de Berlín, sede de la final de Champions 2015.

Si algo destacará sobre todo será la comodidad y la funcionalidad para los hinchas. Todo se está construyendo para cubrir las necesidades del aficionado desde que llegue al estadio hasta que se marche a su casa, no sólo durante los noventa minutos que dure el encuentro. Así en los exteriores, zona sur y oeste, habrá dos parkings para 3.000 vehículos. Además existirán otras dos zonas de aparcamiento dentro del estadio bajo el anillo. Es decir, bajo los fondos norte y sur y el lateral este se ubicarán dos plantas de aparcamientos con capacidad para 1.000 plazas. Se busca que los hinchas tengan facilidad para acceder al campo. Se abrirá la boca de metro ya construida de la estación Estadio Olímpico a escasos metros del campo. Ésta tiene uno de los vestíbulos más grandes de la red de suburbano con alrededor de 50 tornos.

Habrá también una zona de recreo para los hinchas, algo que no existe ahora en el Calderón. Será una amplia zona verde justo delante de la fachada oeste y que tendrá toda clase de servicios. Y el club ha llegado a un acuerdo con Center Plate, empresa líder en EE UU en eventos deportivos de gran calado como NFL, NBA o la Premier League. Llevarán la explotación de la restauración de todo el estadio durante 20 años. Otra de las líneas maestras del nuevo campo será la seguridad. El estadio tendrá la capacidad de ser evacuado en unos pocos minutos. Esto es gracias a la eliminación de estrechos vomitorios por terrazas y grandes pasillos en la grada baja, a las amplias escaleras y el gran números de accesos. Además, el estadio, gracias a su diseño no permitirá el flujo de diferentes colectivos de gente entre unas zonas y otras ya que estarán acotadas por la propia estructura.

La afición rival tendrá su ubicación y en ningún momento tendrá contacto con la hinchada rojiblanca. También cabe destacar que será un estadio ecológico. Tendrá un aljibe para usar el agua de la lluvia y así regar el césped sin gastar y se estudia la posibilidad de crear una fórmula en la que los coches que accedan al párking lleven al menos dos o tres personas en su interior.

Comentarios

Comentarios no disponibles