RACISMO EN RUSIA

Samba se niega a jugar la segunda mitad ante el Torpedo

Samba, ex jugador del QPR, se negó a saltar al campo tras recibir multitud de insultos racistas durante el derbi entre el Torpedo y el Dinamo de Moscú.

Javier Robledo

En el fútbol ruso ha tenido lugar un nuevo caso de racismo. El desagradable hecho se produjo durante el enfrentamiento en uno de los derbis de Moscú entre el Torpedo y el Dinamo. Samba, defensa central de un Dinamo que jugaba de visitante, recibió una oleada de insultos que hacían referencia a su color de piel por parte de los ultras del Torpedo durante la primera mitad.

Gennady Soloviev, vicepresidente del club, confirmó más tarde la razón por la que el internacional congoleño fue sustituido en el descanso: "Samba se ha sentido ofendido y no ha querido saltar al terreno de juego en la segunda parte". El partido finalizó 1-3 a favor del Dinamo.

Además, no es la primera vez que el defensor tiene que soportar un episodio de racismo en Rusia. En enero de 2013, en un partido con el Anzhi (su anterior equipo), un aficionado le arrojó un plátano. El propio jugador, enfadado, lo devolvió a la grada.

Si la Federación Rusa de Fútbol encuentra a los culpables de los actos racistas en la grada, el Torpedo se enfrentará al cierre de su estadio en Ramenskoye, cerca de Moscú.