Los partidos todavía pendientes del Barcelona en los juzgados

Lo que va del campo a los despachos

Los partidos todavía pendientes del Barcelona en los juzgados

Sandro Rosell estuvo declarando el pasado 22 de julio por el caso Neymar.

Rafa Aparicio

Bartomeu y los servicios jurídicos buscarán defenderse. Seis casos tienen por delante. No quedó feliz con la labor de Toni Freixa y ahora tratarán de reconducir cada caso.

1. Acción responsa. El juicio empieza en una semana

Será el próximo día 15 cuando se inicie el juicio correspondiente a la acción de responsabilidad civil contra la directiva del expresidente Joan Laporta al que se le reclaman 47,6 millones de euros. La demanda se presentó ante el Decanato de los Juzgados de Primera Instancia de Barcelona en cumplimiento del mandato efectuado por los socios del club en la Asamblea de Compromisarios, en octubre de 2010, en una votación en la que Rosell, entonces presidente, decidió abstenerse. Los testigos de la parte demandante son los primeros en declarar, por lo que Bartomeu, como actual presidente, podría abrir el fuego en el turno de declaraciones. Los 47,6 millones corresponden a los resultados económicos negativos acumulados durante el periodo de gestión de Laporta, la cual es exigible de forma mancomunada entre todos los integrantes de la junta cesante. El Barça también demanda, por acumulación, a la aseguradora Zúrich por una cantidad de 25 millones.

2. Caso Neymar. El juez Ruz sigue estudiando el fichaje

El 5 de diciembre de 2013, el soci Jordi Casas presentó una querella por supuesto delito de apropiación indebida contra Sandro Rosell, solicitud que fue aceptada por el juzgado número 5 de la Audiencia Nacional. Rosell, que dimitió como presidente el pasado 28 de enero, estuvo el 22 de julio en la Audiencia Nacional (junto con Antoni Rossich, director general del club) declarando ante el juez Ruz. Aseguró estar “tranquilo”, aunque reconoció que “no se leyó la letra pequeña de los contratos”. El juez los citó tras recibir un informe de la Agencia Tributaria que confirma que el Barça, imputado ya en esta causa como persona jurídica, cometió un presunto delito fiscal al defraudar a Hacienda al menos 9,1 millones de euros en el fichaje de Neymar.

3. Caso La Masia. Alegarán ante el TAS por el castigo

La FIFA castigó severamente al Barcelona por incumplir reiteradamente el artículo 19 del Reglamento y Estatuto de Transferencia de Jugadores menores de edad, por lo que fue castigado, en un primer momento, a no poder contratar futbolistas en dos ventanas de mercado: es decir hasta verano de 2015. Posteriormente, en abril de este año, recibió la cautelar, de ahí que pudiese invertir en futbolistas para la presente temporada, aunque ahora deberá defender en el TAS la ratificación del castigo que se alargará hasta el 1 de julio de 2016. Por ese motivo, los servicios jurídicos del club hace semanas que trabajan en el recurso que interpondrán en el TAS, a la espera de que la FIFA anuncie los fundamentos jurídicos de la resolución. Nadie en la entidad quiere pronunciarse en el tema, sabedores que cualquier comentario les puede ir en contra. La dirección deportiva sigue trabajando en busca de jugadores de futuro, aunque saben que será complicado que les den la razón.

4. Caso Luis suárez. El club irá de la mano con el crack

Una vez que se conoció el pasado 14 de agosto que el Tribunal Superior de Arbitraje (TAS) mantenía la sanción de cuatro meses sin poder jugar con su equipo (ya fichado por el Barcelona) y de no poder participar en los nueve próximos partidos oficiales con sus selección tras su agresión (mordisco) al italiano Chiellini en el partido Uruguay-Italia del pasado Mundial de Brasil, Luis Suárez puso en manos de sus abogados la revocación de la sentencia, aunque es sabedor de que sólo con el tiempo y con no volver a recaer en una acción similar (ya agredió a rivales cuando jugaba en Holanda e Inglaterra) podrá recibir el perdón de todo el mundo del fútbol. De forma paralela, los servicios jurídicos del Barça, implicados desde un primer momento en el asunto una vez fichó por el club azulgrana, se pusieron a disposición del futbolista, y le han ayudado a estudiar cómo abordar esta situación. No han trascendido muchos detalles, más allá que entre el Barcelona y los abogados del crack la sintonía es total. El jugador, mientras, se prepara con afán para llegar en plenas condiciones al clásico del 25 de octubre, fecha en la que cumpliría la sanción, si antes no hay rebaja.

5. Caso espionaje. Proceso en fase de instrucción

El sindicato de trabajadores del Barcelona decidió presentar una querella contra Joan Oliver, exdirector general del club, y Ferran Soriano (ex vicepresidente económico del Barcelona y ya exculpado del caso). La demanda se interpuso en el Juzgado de Instrucción número 24 de Barcelona por “administración fraudulenta y descubrimiento y revelación de secretos”. Se trata de un caso muy complejo, en el que se ordenó, mediante la agencia Método 3, que se espiaran a los trabajadores del club a través de las cuentas de correo electrónico, además de seguir de cerca, entre otros, la vida privada de Gerard Piqué, otros personajes ilustres del barcelonismo y personalidades políticas. Por si fuera poco, el pasado 19 de julio, se supo que Xavier Martorell, responsable de seguridad del Barça en aquella época, también fue imputado en el caso por haber cargado a las arcas del Barça diversos espionajes, además de otros trabajos que no guardan ninguna relación con las finalidades del club. Fue el propio Soriano el que admitió ante el juez que Martorell fue el responsable de todo y que los informes siempre fueron orales y nunca por escrito. Este mes deberá saberse algo.

6. Plafones Masia. Mario Conde les pide 100 millones

La empresa MCM (Muro Cortina Modular Renting) presentó en octubre del año pasado una demanda civil contra el Barcelona por incumplimiento de contrato, en la que solicitan una indemnización de casi cien millones de euros. El caso es que MCM posee la patente para la construcción de dobles pieles con leds en edificios (muros frente a las fachadas), y hace unos años firmó con el Barcelona un contrato para la explotación comercial de las fachadas de la nueva Masía, la residencia del fútbol base barcelonista, para repartir a medias los beneficios. El contrato lo suscribió la Junta que por entonces presidía Joan Laporta, aunque con la entrada en junio de 2010 Sandro Rosell, estos y MCM lo anularon y redactaron uno nuevo. A pesar de ello, MCM consideró que el Barcelona incumplió reiteradamente el contrato, por lo que solicitaron, bajo la rúbrica de Mario Conde, abogado de MCM, la multimillonaria cantidad como contraprestación. El caso está pendiente de vista previa y en la entidad azulgrana mantienen la calma antes las acusaciones, aunque saben que MCM reclama el lucro cesante, es decir, la cantidad de dinero que ha perdido al no poder llevar adelante su proyecto.

Comentarios

Comentarios no disponibles