Nacional y San Lorenzo se citan con la historia de la Libertadores

Libertadores | Ida de la final

Nacional y San Lorenzo se citan con la historia de la Libertadores

Nacional y San Lorenzo se citan con la historia de la Libertadores

Reuters

Sería el primer título para ambos equipos. El partido de ida se jugará en Paraguay (02:15 GolT). Riveros no jugará por sanción en los locales y que Cetto es duda en San Lorenzo.

Es una historia de fútbol, un cuento. Una final que lleva el corazón de todos los que son a echar una lágrima por los que lo fueron y ya no están, los padres y los abuelos que nunca vieron a San Lorenzo, uno de los cinco grandes de Argentina, ganar la Libertadores, ni siquiera pisar el último escalón. Hay ilusión en todos los cuervos. La sienten los hinchas (4.500 presentes en Asunción) y también los jugadores, los actuales y los que alguna vez lo fueron. No se trata de jugar la final, sino de vivirla. Y de ganarla. De quitarse de encima de una vez esa maldición, esa cruz con la que cargan. La Libertadores, esa corona que le falta a un club que ha ganado todo lo demás, esa ausencia que le duele y le sonroja.

Ilusión. Es una historia de fútbol, un cuento, también al otro lado. En el bando local, Nacional querido, ése al que van a ver 400 espectadores cada domingo, sin barra brava, pero con garra alba, a un estadio, La Visera, con capacidad para 4.000. Hinchas que ahora se han multiplicado por cien para abarrotar un campo prestado, Defensores del Chaco, al que se han trasladado para la ocasión. Un equipo pequeño, el segundo en las preferencias de todos los paraguayos, nueve títulos locales, que está ante la oportunidad de su vida.

Es fútbol, un partido de ida del que contar que Riveros no podrá jugar por sanción en los locales y que Cetto es duda en los visitantes por lesión. Pero es sobre todo emoción e historia. Es balón, pero principalmente es grada. Ahora o nunca para los dos. No se lo pierde ni el Papa.

Comentarios

Comentarios no disponibles