Competición
  • Champions League
  • LaLiga SmartBank
  • Copa Argentina

La polémica salpica de nuevo a la Grada Joven del Bernabéu

Real Madrid | La intrahistoria

La polémica salpica de nuevo a la Grada Joven del Bernabéu

La polémica salpica de nuevo a la Grada Joven del Bernabéu

JAVIER GANDUL

No es el primer problema en el que sus integrantes se ven envueltos. La Grada Joven inició su andadura el pasado 6 de enero en el Madrid-Celta.

El incidente de la bandera implica a media Grada Joven de Animación, la que reside en el sector 120. No es el primer problema en el que sus integrantes se ven envueltos. La Grada Joven inició su andadura el pasado 6 de enero en el Madrid-Celta. Entonces, fue una experiencia piloto organizada por el club con vistas a la instauración definitiva de este nuevo fondo desde el día 15 de enero (que finalizaba el plazo de inscripción) hasta el final de la temporada. Con este cambio pretendían expulsar a los Ultras Sur del Bernabéu por una disputa interna del grupo que desembocó en una pelea entre las dos facciones (jóvenes contra veteranos) en el Drakkar el pasado 9 de noviembre, antes del Madrid-Real Sociedad.

Florentino, que había devuelto a Ultras Sur al Fondo Sur en el año 2000, pasó de darles pleno apoyo logístico a decidir expulsarles. El club blanco les quitó los 500 abonos que les daban a precios más bajos y las 300 entradas que les regalaban para financiarse. Pero el enredo no terminó ahí.

Para llenar las 853 plazas del Fondo Sur, el club puso una serie de requisitos: ser socio del Madrid o de una asociación reconocida por el club, tener entre 16 y 35 años (con excepciones), compromiso de asistencia, entre otros... Además hizo firmar a los integrantes de la nueva grada un contrato con 18 cláusulas. Entre ellas, que estaba prohibido introducir cualquier material (bufandas, banderas, pancartas...) que no hubiera sido aprobado por el club, o que los integrantes aseguraran no tener antecedentes penales.

Conflictos. El Madrid delegó en la asociación Primavera Blanca y en peñas como La Clásica la organización de la nueva grada, pero ya en el primer encuentro hubo acusaciones en las redes sociales de reventa de entradas en este sector. Al líder de la peña La Clásica, Carlos Clara, se le prohibió la entrada al estadio al incautarle una navaja en la entrada al Bernabéu en un partido de esta Liga. No fue el único incidente en el que se vio envuelto Clara. Desapareció dos días y el Madrid lo denunció a la Policía por temor a que hubiera sido atacado por los Ultras. El sonrojo para el club fue saber que había estado dos días de fiesta y sin dar señales de vida.

Al mismo tiempo, los Ultras Sur protestaban en el Alfredo Di Stéfano, en el propio Bernabéu desde el Fondo Norte en los encuentros de Copa del Rey y en la puerta 28 en los partidos de Liga. Además, 19 socios que tenían sus abonos en el sector de Ultras Sur denunciaron al Madrid.

Con este panorama, el club readmitió a 200 miembros de Ultras Sur el 25 de enero. Cuando les expulsó, les devolvió 380 euros correspondientes a lo que restaba de temporada y cuando se los devolvieron les cobraron 200. También devolvió sus abonos a los 19 socios denunciantes, antes de que se llegase a juicio. También reubicó a otros en el Fondo Norte. Y así conviven hasta la fecha...

Comentarios

Comentarios no disponibles