FÚTBOL. MUNDIAL SUB-17

Vilda: “Nuestro Mundial empieza ahora, ante Nueva Zelanda”

Tras caer ante Japón, España debe levantarse. El seleccionador afirma que la derrota debe ser un "estímulo" para afrontar los partidos ante Nueva Zelanda y Paraguay.

Vilda: “Nuestro Mundial empieza ahora, ante Nueva Zelanda”
Felipe Sevillano

La Sub-17 se recupera del duro varapalo sufrido el domingo en su debut en el Mundial de Costa Rica con derrota (0-2) ante Japón. Ayer subieron ligeramente las temperaturas en San José, la capital de Costa Rica, que rondaron los 30 grados y tocó jornada de recuperación, tras un choque en el que las españolas cabaron muy cansadas.

Las jugadoras de la Selección también se dedicaron a ver el vídeo del partido y a analizar los fallos que se cometieron, explicó Jorge Vilda: “No hay que buscar excusas. Japón fue muy superior. Ahora hay que mirar hacia adelante y analizar lo que hicimos mal. Fue un rival que nos hizo daño porque se anticipó en todos los balones divididos, en los rebotes y en las jugadas a balón parado y eso nos impidió hacer nuestro juego. Además, las japonesas se encargaron de anular a nuestras interiores, lo que nos impidió conectar desde atrás con las delanteras".

Tras la decepción, este lunes les tocaba a las jugadoras de la Selección superarla, levantarse y empezar a preparar el partido ante Nueva Zelanda. Jorge Vilda habló del efecto "estímulo" que debe tener la derrota ante Japón: "Nos hemos llevado un gran palo, pero las jugadoras están ya animadas y saben que podemos pasar a cuartos. Esta derrota nos debe servir como estímulo y para conocer el lado amargo del fútbol, para que vean que también lo tiene. Para España el Mundial empieza mañana, ante Nueva Zelanda. El partido que se podía perder ya pasó y ahora ya no hay más margen de error. El partido será una final. No podemos fallar más. Las jugadoras saben que podemos hacerlo”.

La delantera Nahikari García reconoció la superioridad de las japonesas: "Nos ganaron en casi todos los aspectos del partido. Empezamos un poco regular. El terreno de juego estaba complicado, había viento, era césped artificial, aunque eso no es excusa porque es para todos igual. Ahora hay que seguir trabajando para conseguir los objetivos que nos hemos marcado".