Fallece el legendario Eusebio

Tenía 71 años. Apodado La Pantera Negra, está considerado el mejor futbolista de la historia de Portugal. Ganó una Copa de Europa con el Benfica y un Balón de Oro.

0

Eusebio murió a los 71 años a causa de una una parada cardiorrespiratoria. El corazón de La Pantera Negra se detuvo para agrandar aún más la leyenda del exfutbolista portugués, ídolo del Benfica y de un país entero, referencia para los amantes de un deporte que dignificó mientras pudo. El gobierno luso decretó tres días de luto para honrarle. Su cuerpo fue trasladado al estadio Da Luz, donde será velado hasta su entierro mañana en Lisboa.

La muerte de Eusebio consternó al mundo del fútbol. “Descansa en paz, Eusebio, Siempre eterno”, reflejó Cristiano en su cuenta de Twitter. Di Stéfano, rival sobre el campo y amigo posteriormente fuera, recalcó su admiración por él: “Es una gran pérdida. Era un buen muchacho e hicimos una estupenda amistad en nuestro historial futbolístico”.

La relación entre ambos comenzó en 1962, tras la final de la Copa de Europa que el Benfica ganó al Madrid (5-3) en Amsterdam. El año anterior Eusebio no había participado en la victoria ante el Barça, los dos únicos títulos europeos en la historia del Benfica. Sólo un año después de su llegada al club ya era uno de los mejores jugadores del Continente.

Leyenda.

La llegada a Portugal procedente de Mozambique, donde había nacido en 1942, se recuerda como un acontecimiento. El Sporting Lourenço Marques en el que militaba era filial mozambiqueño del Sporting de Portugal. Sin embargo, para poder ficharlo, el Benfica le tuvo aislado en un hotel del Algarve y le dio una personalidad falsa de mujer (Ruth) con la que despistar a la federación, cuya legislación favorecía al Sporting.

En el Benfica conquistó 17 títulos y obtuvo el Balón de Oro en 1965, además de llegar a semifinales y marcar nueve goles en el Mundial un año después. Su debut profesional se produjo en un amistoso ante el Santos en París cuando sólo tenía 18 años. Aquel día marcó tres goles que dejaron boquiabierto al mismísimo Pelé. Dos años después, el duelo entre ambos se repitió en la final de la Copa Intercontinental, que cayó del lado santista. Eran los dos mejores de la época. “Lamento su muerte. Nos hicimos muy amigos en el Mundial del 66. Espero que Dios le reciba con los brazos abiertos”, señaló Pelé ayer tras el fallecimiento.

En plena cima de su carrera profesional, Eusebio recibió una oferta del Inter para marcharse a jugar a Italia. Curiosamente, el dictador Salazar se lo prohibió diciendo que era “un Bien de Estado”. “Entonces no sé por qué pago impuestos”, respondió él con sorna. Además de la Copa de Europa ganada, perdió tres finales (63, 65 y 68) y también las dos de la Copa Intercontinental disputadas. En 1975 dejó el Benfica tras 13 años de éxitos para retirarse en EE UU, México y Canadá. Desde ayer su corazón ya no late, pero su estrella brilla con fuerza.