Portugal quiere que el brasileño Fernando sea su Diego Costa

PORTUGAL

Portugal quiere que el brasileño Fernando sea su Diego Costa

Portugal quiere que el brasileño Fernando sea su Diego Costa

REUTERS

El seleccionador de Portugal, Paulo Bento, reconoció que el mediocentro del Oporto, que está en proceso de nacionalizarse , "puede ser una opción más" para el conjunto luso.

El seleccionador de Portugal, Paulo Bento, reconoció que el medio centro brasileño del Oporto Fernando Reges, que está en proceso de nacionalizarse portugués, "puede ser una opción más" para el conjunto de "las quinas". En una entrevista al diario deportivo luso Record, Bento no vio obstáculos a llamar al medio defensivo "a partir del momento que esté naturalizado".

El seleccionar había asumido públicamente su reticencia a nacionalizar jugadores a marcha forzadas, como sucedió en el brasileño Liédson da Silva en el 2009. "Nunca pediré para un jugador o a la Federación Portuguesa de Fútbol que aceleren un proceso", dijo públicamente.

Fernando Reges, Alto Paraíso (Goiás, 1987), está considerado por muchos el mejor jugador en su posición en Portugal y juega desde hace siete temporadas en el Oporto, que le cedió en la 2007-2008 al extinto Estrela Amadora. Antes había militado en el Vila Nova de Goiana entre el 2003 y el 2007. Fernando ya expresó su disponibilidad para vestirse la zamarra portuguesa, como hicieron en la última década otros futbolistas nacidos en Brasil: Deco, Pepe y el propio Liédson.

Conocido como "El Pulpo" por su capacidad para cortar ataques, tiene un vigoroso físico (1,83 metros y 74 kilos) y un afinado sentido táctico que compensa al equipo. Con el Oporto tiene un exitoso currículum: Cuatro campeonatos, tres Copas de Portugal, cinco Superopas y una Liga Europa.

Se especula con que grandes clubes de Italia e Inglaterra le han sondeado, pero el alto precio pedido por el Oporto (se habla de unos 20 millones de euros) le han mantenido en el plantel.

Según la ley portuguesa, para lograr la nacionalidad lusa se debe de residir legalmente seis años.

Comentarios

Comentarios no disponibles