Cedrick saca un punto de Rijeka con un gran disparo

1P

Gol
  • Gol del Rijeka

    Marca: Benko

Tarjeta Amarilla
  • Tarjeta Amarilla para el Rijeka

    Brezovec

Tarjeta Amarilla
  • Tarjeta Amarilla para el Rijeka

    Krstanović

Gol
  • Gol del Betis

    Marca: Cedric

Tarjeta Amarilla
  • Tarjeta Amarilla para el Betis

    Perquis

2P

Tarjeta Amarilla
  • Tarjeta Amarilla para el Rijeka

    Boras

Cambio
  • Cambio en el Rijeka

    Sale: Tomecak

    Entra: Boras

Cambio
  • Cambio en el Rijeka

    Sale: Kvrzic

    Entra: Mujanovic

Cambio
  • Cambio en el Rijeka

    Sale: Brezovec

    Entra: Anas Sharbini

Cambio
  • Cambio en el Betis

    Sale: Lorenzo Reyes

    Entra: Igiebor

Cambio
  • Cambio en el Betis

    Sale: Salva Sevilla

    Entra: Verdú

Cambio
  • Cambio en el Betis

    Sale: Brian Rodriguez

    Entra: Molina

EXTRA

Rijeka 1 - Betis 1

Cedrick saca un punto de Rijeka con un gran disparo

Cedrick saca un punto de Rijeka con un gran disparo

Los croatas se adelantaron con un gol de Benko, pero el congoleño empató con un gran disparo desde fuera del área. Las rotaciones europeas no funcionan.

RIJEKA

En Croacia ya habían sucumbido Real Madrid y hace casi tres décadas y por eso La Armada, así se denomina al poblado y ruidoso grupo ultra del Rijeka, había preparado un amenazante mosaico con el mensaje en castellano: Real Madrid y Valladolid: un, dos y... No hubo tres, no fue el Betis aunque el empate deje a los verdiblancos, que ya igualaron con el Lyon con pocas balas más que gastar si quieren pasar de fase.

Tuvieron los de Mel un comienzo empanado, muy parecido al de Jablonec en la previa de esta Europa League y coronado además con un gol en contra. Lo logró Benko, pichichi y estrella local, que remató acrobáticamente ante la permisividad de los centrales (1-0, 10’). Pero Cedrick, al que otros días se ha echado en cara falta de gol, sacó pronto a los hinchas locales de su delirio. Su gol fue un telegrama a la escuadra (1-1, 14’). El congoleño soltaba amarras y el Betis tomaba las riendas del partido, con peligro en los pases de Salva y en varios disparos del propio Cedrick y de Juanfran, pero las patadas croatas y la permisividad del ucraniano Boiko, uno de esos árbitros made in UEFA (más casero que La Casera) adormecieron un partido que no volvió a despertar hasta que comenzó la segunda parte.

Dormidos. Tocó el Rijeka otra vez a rebato, sobre todo después de un fallo con los pies de Andersen que se quedó sin rematador. Fue en otro inicio de tiempo con dormilera bética, esta vez sin consecuencias graves, del que volvió a rescatarle el mismo: Cedrick y sus carreras de velocista. No encontraba rematador el congoleño (muy mal Braian, el nuevo 9 del Betis) y tuvo que ser él mismo, con la colaboración de Nosa, el que muriera en el área del Rijeka entre el jolgorio local, al que la igualada volvió a saber a gran victoria contra un equipo español.

Comentarios

Comentarios no disponibles