Paul Clement, un 'Englishman' en el banquillo del Real Madrid

El segundo de Ancelotti en el Madrid

Paul Clement, un 'Englishman' en el banquillo del Real Madrid

Paul Clement, un 'Englishman' en el banquillo del Real Madrid

Carlo Ancelotti lo conoció en el Chelsea y lo llevó a PSG y ahora al Real Madrid. Clement opina sobre Carlo: "Combina una gran intuición y su excelente ética del trabajo"

A la derecha de Ancelotti habrá sentado un Englishman en el banquillo del Madrid: Paul Clement (Reading, 1972). El segundo de Ancelotti ha protagonizado una historia de superación en el fútbol hasta llegar a la élite. Su padre, Dave Clement, fue un destacado futbolista (era central) que jugó la mayor parte de su carrera en el Queens Park Rangers, desde el que llegó a la selección inglesa en 1976. Murió trágicamente en 1982 a la edad de 34 años. No pudo superar la depresión causada por una lesión que le había retirado del fútbol. Se quitó la vida con veneno para plantas. Paul tenía 10 años, pero ni siquiera ese suceso trágico le apartó de su sueño de hacer carrera como entrenador (lo intentó como jugador, pero tuvo menos suerte que su hermano Neil, que llegó a hacer carrera en el West Bromwich).

Clement consiguió su primer logro a los 20 años, cuando ganó un premio especial de la Federación Inglesa. Era 1992. Siete años más tarde obtuvo la mejor nota en el Curso Oficial de Entrenadores, en el que también participaron Villas-Boas y Brendan Rodgers. Para entonces, Clement ya figuraba en el organigrama de la Academia del Chelsea. Su hermano pequeño Neil hizo las pruebas para ingresar como futbolista allí y eso le abrió las puertas para ingresar como miembro del Centro de Excelencia de los blues. El grado superior en Ciencias del Deporte que había hecho en el St. Mary's College le avalaba. Estuvo compaginando esas funciones con su trabajo en un Instituto. En el Chelsea empezó trabajando con niños de 10 años. Cinco años después, ya lo hacía con los de 12.

Maestros. Clement explicaba sus influencias en una entrevista en el Daily Mail en 2012: "Primero fue mi padrastro, Mike Kelly, que había sido entrenador de porteros y que trabajó con Roy Hodgson en Liverpool y Fulham. Con él estaba Dave Sexton, que entrenó a mi padre en el QPR". Pronto le llegaría el reconocimiento a su trabajo. Tras encargarse de los Sub-21 del Chelsea, le llegó la oportunidad de ser el segundo del interino Guus Hiddink en 2009: "Gente como Hiddink o Ancelotti", contaba en aquella entrevista al Mail, "ven las cosas rápido. Te das cuenta estando con ellos diez minutos. Esa es la diferencia". Y profundizó en el método de Ancelotti: "En su caso es una mezcla entre intuición y haber jugado al máximo nivel. El instinto es importante, pero él lo combina con una excelente ética del trabajo. Eso lo da la experiencia como jugador y técnico". Después estar junto a Hiddink, con el que vivió la fatal noche de Champions en la que Iniesta marcó un gol clasificatorio en el último suspiro ("nunca olvidaré ese partido, fue un sentimiento horrible"), tomó Ancelotti las riendas de aquel Chelsea. Ahí se conocieron. Fue su segundo de 2009 a 2011. Y cuando Carlo se desvinculó de Abramovic, Clement se fue como ayudante de Steve Kean al Blackburn Rovers.

Sólo cuatro meses después el destino volvería a unir al que ahora será el tándem con el que el Madrid afronta el reto de la Décima. Ancelotti impuso como condición para firmar por el PSG, a mitad de la temporada 2011-12, que Paul Clement fuera su segundo. La misma condición que impuso hace unos días para firmar por el Real Madrid.

Comentarios

Comentarios no disponibles