Temas del día

Los errores defensivos complican la permanencia del Wigan

INGLATERRA | PREMIER LEAGUE

Los errores defensivos complican la permanencia del Wigan

Los errores defensivos complican la permanencia del Wigan

PAUL ELLIS

AFP

Los de Roberto Martínez cayeron en casa ante el Swansea por 2-3. Un gol de Dzeko dio los tres puntos al City ante el WBA en un anodino encuentro.

A la Premier le quedan sólo un par de jornadas para echar el telón del presente curso. Con el campeón, Manchester United, ya decido desde hace unas semanas, la emoción reside en conocer qué equipos disputarán la próxima edición de la Champions y cuáles lograrán eludir los fantasmas del descenso.

En la jornada de este martes, cuatro de los seis equipos con una partido menos, recuperaban la jornada de desventaja que tenían respecto al resto de clubes en la clasificación. Mañana será el turno de Chelsea y Tottenham en un derbi londinense que se presenta apasionante.

Hoy el Manchester City recibía al West Bromwich Albion en un choque sin grandes alicientes. Los citizens afrontaron el compromiso situados en la segunda posición y con la presencia el curso que viene en la Liga de Campeones prácticamente asegurada, mientras que el West Bromwich visitaba Manchester en una cómoda posición en la clasificación y sin nada en juego. Un partido que no pasará a la historia. Cabe resaltar la ovación que recibió Tévez al ser sustituido por los aficionados que se desplazaron al Etihad Stadium. El argentino fue quien puso la pimienta al duelo. Envió un derechazo al larguero y puso en bandeja el único gol del encuentro a Dzeko en la primera mitad. Con este resultado, los de Mancini casi tienen asegurado el subcampeonato.

Con estas circunstancias, el encuentro entre el Wigan y el Swansea copó la gran parte de los focos en Inglaterra.

Los pupilos de Roberto Martínez necesitaban sumar los tres puntos en el DW Stadium para comenzar el próximo fin de semana la penúltima jornada fuera de los puestos de descenso. Los galeses -sin Michu lesionado-, sabedores de la imperiosa necesidad de triunfo de los locales, optaron por cederles el control de la pelota y esperar el mínimo error en la circulación para salir disparados hacia la portería del español Joel Robles. Apenas se produjeron ocasiones reseñables en una aburrida primera mitad. Un libre indirecto en el área del Wigan por cesión de Caldwell a Robles que desperdició Williams y un mano a mano de Koné desbaratado por Vorn tras un servicio de McCarthy supusieron las únicas notas discordantes en una anodina función. Hasta que segundos antes del descanso, y ya en el tiempo añadido, el meta holandés Michael Vorm despejó defectuosamente un balón bombeado con su puño, este quedó a merced de Espinoza en la frontal y empaló una vistosa volea que se coló en la red. El Wigan se encontraba con el premio del gol sin merecerlo.

Sin embargo, en la segunda mitad el ritmo de partido iba a cambiar por completo. Los de Laudrup igualaron el electrónico en el minuto 50 con un disparo del español Rangel, quien recibió un envío de Routtedge a la espalda de los centrales. Acto seguido, McCarthy volvía a adelantar a los suyos y restablecía la alegría en la pequeña ciudad del norte de Inglaterra. Pocos minutos después, McCarthur tuvo en sus botas el 3-1, pero no consiguió conectar con el servicio a media altura del ex del Levante Koné desde el flanco izquierdo. Dicho fallo se iba a convertir en el desencadenante de la desgracia para los de Martínez.

Un nuevo error, este de mucha mayor gravedad al tratarse en la salida del balón, facilitó que Pablo Hernández cediese para Shechter, quien volvió a establecer la igualada en el minuto 59. Con el 2-2, y tras una nueva igualada por parte del Swansea, el público comenzó a mostrar en sus rostros un nerviosismo que no auguraba una resolución positiva para los intereses de los suyos. Dicho y hecho. El presagio se acabaría cumpliendo en el minuto 75, cuando un centro de Pablo Hernández dio lugar a una nueva indecisión en la defensa a la hora de despejar el esférico. Tiendalli supo leer la situación y a trompicones, anotó el gol que permite a los galeses volver a reencontrarse con la victoria desde que lo hicieran por última vez el pasado 2 de marzo ante el Newcastle.

Vorm dio el susto de la jornada al tener que ser sustituido en camilla al chocar con Taylor. No obstante, pese a lo aparatoso de la evacuación, su estado de salud parece no revestir gravedad.

Tras la reanudación, el Wigan lo siguió intentando hasta el pitido final, con más ganas que fútbol. Con esta inesperada derrota, la situación se les complica sobremanera. Con aún 6 puntos en juego, se encuentran a tres de Newcastle, Norwich y Sunderland, quienes cuentan con 38 puntos en la clasificación.

Comentarios

Comentarios no disponibles