Nacional profundiza la crisis del Boca y es líder en solitario

COPA LIBERTADORES | BOCA JUNIORS 0 - NACIONAL 1

Nacional profundiza la crisis del Boca y es líder en solitario

Nacional profundiza la crisis del Boca y es líder en solitario

Javier Garcia Martino

EFE

Un remate de cabeza del central Andrés Scotti a los 20 minutos tumbó al Boca provocando su segunda derrota consecutiva en casa en esta competición.

El Nacional uruguayo profundizó la crisis del Boca Juniors al derrotarle este jueves por 0-1 en ''La Bombonera'' y pasó a liderar en solitario el grupo 1 de la Copa Libertadores, con tres puntos de ventaja sobre el Toluca mexicano.

Un certero remate de cabeza del central Andrés Scotti a los 20 minutos tumbó al equipo de Carlos Bianchi, que no encontró la manera de salir de una difícil situación y le provocó su segunda derrota consecutiva en casa en esta competición.

El Boca Juniors buscó el empate hasta el final del partido con escasos recursos, con una alarmante falta de creatividad y con dependencia absoluta de las jugadas a balón parado, con las que fracasó de manera constante.

Hasta el tanto con el que el uruguayo Scotti abrió el marcador, el partido era intenso y parejo, con un Nacional dispuesto a jugar en campo rival pese a que contaba con un solo punta, Iván Alonso, y con una formación local que intentó atacar siempre de manera vertical.

Pero el equipo uruguayo, advertido de que el boquense tiene problemas para neutralizar los balones aéreos sobre su área, aprovechó un córner tras el cual Scotti superó el marcaje de Claudio Pérez y con un certero remate de cabeza puso en ventaja a los visitantes.

Otra vez al Boca Juniors le tocaba remontar un resultado adverso, como le ocurrió en su debut en el torneo ante el mexicano Toluca, ocasión en el que su esfuerzo fue infructuoso, y esta vez pasó a depender de Juan Román Riquelme, al que sus compañeros le cedieron la batuta como si fuera un director de orquesta.

No obstante el Nacional, que dejó de proyectarse ofensivamente al promediar la primera parte, se las rebuscó para controlar las embestidas boquenses, la mayoría de ellas poco claras en los pies de Ribaír Rodríguez, Erviti y el propio Riquelme.

Hacerse fuerte en la zona central del campo fue la clave de la formación uruguaya para congelar y desconectar al Boca Juniors, un equipo al que no le sobran luces y que apeló a los centros al área rival.

Las excepciones se produjeron a los 43 y 44 minutos, cuando el meta tricolor Jorge Bava cortó dos ataques boquenses profundos de Martínez y Clemente Rodríguez.

En la segunda parte Boca Juniors intentó tomar la iniciativa, pero no lograba inquietar a la defensa urugaya, sólida por momentos y efectiva para partido de los fallos del equipo local, impreciso en la creación de juego, poco profundo y carente de sorpresa.

El Nacional comenzó a desgastarse físicamente en la zona central, resignó por lesión a Santiago Romero y el Boca Juniors aprovechó para adelantarse en el campo desde los 70 minutos de juego y presionar a fondo.

El sólido equipo de Montevideo se quedó con diez futbolistas a los 73 minutos por la expulsión del defensa central Alejandro Lembo, aguantó los embates boquenses y se alzó con su victoria más importante de la fase de grupos, que alimenta sus posibilidades de clasificación.

Comentarios

Comentarios no disponibles