Puertollano, Badajoz, Palencia, Ceuta y Denia bajan por deudas

Segunda B | Descensos

Puertollano, Badajoz, Palencia, Ceuta y Denia bajan por deudas

Estos cinco equipos han descendido a Tercera por las deudas contraídas con jugadores acreditadas a 30 de junio, según figura en la circular número uno de la RFEF de la temporada 2012/13.

CD Badajoz, CF Palencia, AD Ceuta, CD Puertollano y CD Denia han descendido a Tercera división por las deudas contraídas con jugadores acreditadas a 30 de junio, según figura en la circular número uno de la Federación Española de Fútbol (RFEF) de la temporada 2012/13.

De esta forma, según el artículo 194 del Reglamento General de la RFEF, abre el plazo para cubrir estas vacantes en Segunda B para la próxima campaña.

Según el mismo, la cantidad que los clubes interesados deben subrogarse asciende a 190.000 euros.

El orden deportivo para ello atenderá los siguientes requisitos: equipo de Tercera de la misma Federación de ámbito autonómico a la que pertenezca el equipo descendido; el conjunto descendido de Segunda B de la misma Federación de ámbito autonómico al que esté adscrito el club descendido por impago.

El siguiente apartado indica el equipo de Tercera de las Federaciones de ámbito autonómico que integren el grupo de Segunda B en el que se hallaba incluido el equipo descendido por impago para la temporada en curso y no en la que se produjo la deuda.

El cuarto punto señala al equipo de Segunda B de las Federaciones de ámbito autonómico que integren el grupo de Segunda B en el que se hallaba incluido el equipo descendido por impago para la temporada en curso y no en la que se produjo la deuda.

Por último, también se puede recurrir al resto de equipos de Tercera y a los demás descendidos de Segunda B.

Estos criterios se aplicarán de manera excluyente, con lo que si con la aplicación de un apartado la vacante queda cubierta no se recurrirá a los siguientes.

La RFEF informa de que el plazo máximo para los clubes interesados serán las 10:00 del viernes 6 de julio para informar de su voluntad mediante fax o correo electrónico.