Putin se responsabiliza de la actitud de los hinchas rusos

Selecciones

Grupo A | Rusia

Putin se responsabiliza de la actitud de los hinchas rusos

Putin se responsabiliza de la actitud de los hinchas rusos

Está previsto que mañana en Varsovia haya alrededor de 20.000 hinchas rusos. El gobierno polaco ha dicho que se tomarán las medidas necesarias para controlar todo.

Polonia espera que alrededor de 20.000 aficionados rusos acudan mañana a Varsovia a presenciar el partido que enfrentará a su selección con Grecia en la última jornada de grupos de la Eurocopa.

 Los rusos protagonizaron graves enfrentamientos con los radicales polacos en las calles de Varsovia el martes pasado, antes del partido entre ambos. Una batalla que concluyó con 186 detenidos, la mayoría de ellos polacos. La policía local informó que en Varsovia se reunieron entonces cerca de 20.000 rusos, diez mil de los cuales no tenían entradas para el encuentro ante los anfitriones. En este caso los aficionados rusos sí tendrán localidades para presenciar el partido ante una Grecia que cuenta con una afición minoritaria, pero muy ruidosa.

El ministro del Interior polaco, Jacek Cichocki, ha advertido que "se tomarán las medidas necesarias para controlar todo". Y el mismísimo Vladimir Putin se ha puesto en contacto con el primer ministro polaco Donald Tusk, al que ha garantizado el buen comportamiento de sus compatriotas y le ha comunicado que se responsabiliza personalmente de que sus conciudadanos no protagonicen altercados como los vividos el pasado martes en Varsovia. El desencadenante de los incidentes fue la marcha de miles de aficionados rusos por el puente de Poniatowski conmemorando el día de la independencia rusa.

Estos altercados han encontrado respuesta inmediata en la UEFA, que ha comunicado a Rusia una sanción de seis puntos en la fase de clasificación de la próxima edición de la Eurocopa. Pendiente todo de un periodo de prueba hasta el final de la presente edición.

La Policía tomará grandes medidas de seguridad para que no se repitan los altercados, además de desplegar un fuerte dispositivo de vigilancia para los radicales polacos.

Comentarios

Comentarios no disponibles