Francia no bromea con los pitos a su himno nacional

Final de Copa | La intrahistoria

Francia no bromea con los pitos a su himno nacional

Francia no bromea con los pitos a su himno nacional

Primeros problemas en la Copa

La Marsellesa, el himno nacional nacido durante la Revolución Francesa, es el símbolo de la República y un tesoro preciado para la inmensa mayoría de mis compatriotas. Sin embargo, ha tenido que sufrir varios ataques en los últimos años con ocasión de partidos de fútbol, hasta tal punto que se han tomado medidas para impedir esta falta de respeto. Ocurrió primero en el 2002, antes del comienzo de la final de la Copa en el Estadio de Francia entre el Lorient y el Bastia. Éste último es un equipo de Córcega, la región gala con más problemas de nacionalismo y separatismo de toda la República. Numerosos aficionados de lo que llamamos la "isla de la belleza" provocaron un monumental enfado del presidente de Jacques Chirac al pitar la Marsellesa. Chirac se levantó de su asiento, volvió veinte minutos más tarde y se negó a saludar a los jugadores. Algo que pasó también en partidos internacionales. Así, el 2001, el himno fue pitado con ocasión de un amistoso entre las selecciones francesas y argelinas y el partido tuvo que ser suspendido en el minuto 75 cuando aficionados de país africano invadieron el césped.

Y en el 2008, la Marsellesa volvió a ser insultada antes de un encuentro entre Francia y Túnez. Y eso que las autoridades habían pedido a una artista de origen tunecino cantar el himno nacional para prevenir cualquier problema. La bronca provocó una reacción inmediata del presidente Nicolas Sarkozy. Al día siguiente, después de una reunión en el Elíseo, la ministra de deportes, Roselyne Bachelot, anunciaba que el gobierno había decidido que cualquier tipo de menosprecio hacia el himno iba a derivar en la suspensión automática del partido. Desde entonces, estas situaciones muy graves no han vuelto a suceder.