"La derrota nos dolió, pero nos hace más fuertes"

Liga BBVA | Real Madrid

"La derrota nos dolió, pero nos hace más fuertes"

"La derrota nos dolió, pero nos hace más fuertes"

chema díaz

Florentino Pérez respaldó públicamente el trabajo de Mourinho.

Con las cicatrices del Clásico todavía sin cerrar del todo, Florentino Pérez atendió a los medios de comunicación en la zona noble del Bernabéu, en la antesala del Palco de Honor. Aprovechando la tradicional cita navideña para brindar por las Fiestas, medio millar de periodistas vieron a un presidente sereno, reactivado y convencido de que el 1-3 del sábado no tiene por qué dejar más daños colaterales. "Esta derrota del Clásico nos duele a todos, pero nos estimula y nos ayudará a ser más fuertes. La confianza en esta plantilla es cada vez mayor".

Piropos. Por si había alguna duda de la fidelidad y lealtad de Florentino hacia el entrenador que fichó el 31 de mayo de 2010 (tiene contrato hasta 2014), el mandatario blanco fue explícito y contundente en su alegato a favor del portugués: "Fichar a José Mourinho ha sido mi mejor decisión como presidente del Real Madrid. Aparte de todos sus méritos, ha demostrado que él nunca se rinde por grande que sea el desafío. Este año hemos dado un salto cualitativo muy importante".

Micrófono en mano, con la audiencia expectante ante lo que pudiera decir (aún no habían llegado a la mesa la ensalada de gambas ni el lomo de ciervo con salsa de frutas de otoño), Florentino dijo de carril todo lo bueno conseguido esta temporada en el aspecto deportivo. Sin chuletas ni papel que le refrescase la memoria, el presidente blanco expuso las conquistas del primer curso a las órdenes de Mourinho: "Fuimos segundos en la Liga, pero acabamos como máximos goleadores de la competición. Llegamos a la semifinal de la Champions después de ocho años de decepciones. Cristiano Ronaldo fue Bota de Oro y el mejor Pichichi en la historia de la Liga, batiendo el récord de goles. Casillas fue Guante de Oro. Mourinho fue elegido por la FIFA mejor entrenador del mundo. Y lo más importante, ganamos la Copa del Rey".

Por si alguno creía que para Florentino era un logro menor del que no querría sacar pecho, pronto les disipó las dudas: "Fue una final histórica, con un magnífico gol de Cristiano Ronaldo. Para muchos fue la final más importante en la historia de la Copa y no olvidemos que era un torneo largamente deseado por los madridistas" (no se conquistaba desde el año 1993).

El club respalda el Proyecto Mou. En un discurso directo y optimista basado en el perfil de "ver la botella medio llena", Florentino expuso la buena pinta que tiene esta temporada, la segunda con el portugués al frente del banquillo y la primera en la que, además, desempeña el papel de manáger-general: "Han pasado muchas cosas buenas en este año que ahora acaba. Hemos logrado sumar quince triunfos seguidos, igualando el récord histórico del club, y hemos completado la mejor fase de grupos de la historia de la Champions, con más diecisiete en el golaverage, logro que habla por sí solo...".

Al terminar su discurso, un empleado del club envió un mensaje a Mourinho para que supiera, sin esperar a las redes sociales, la defensa que su presidente hizo de él. El portugués, según pudo saber AS, agradeció las palabras de su boss y, posteriormente, se lo transmitió vía SMS. El plan está claro y estaba en boca de todos los directivos (presentes casi en su totalidad): "Si ganamos en Sevilla este sábado, veremos el futuro con más esperanza. Perder contra el Barça será secundario si nos vamos al parón navideño con tres puntos de ventaja y la sensación de haber recuperado el hilo que nos ha permitido llegar hasta aquí en lo más alto".

Florentino insistió en su línea de valorar lo que se ha hecho y lo que espera, más allá de la nubes generadas por el Clásico liguero: "Este club es cada vez más fuerte. La plantilla está haciendo un gran trabajo y va por el buen camino para ser campeones".

Futuro. Para evitar más úlceras emocionales como la generada por el 1-3 del sábado, en los corrillos de las mesas un comentario generalizado daba pie al optimismo moderado: "Hay que olvidarse del Barça hasta el mes de abril y recuperar ese mensaje demoledor del equipo, anterior a la noche de infausto recuerdo. En los últimos diecisiete partidos hemos ganado dieciséis. ¿Dónde está la crisis?".

Florentino remató con una frase significativa: "Vamos a trabajar para seguir alimentando la leyenda". Así sea.