El Hércules remonta dos goles y acaba empatando

Liga Adelante

El Hércules remonta dos goles y acaba empatando

Partido lleno de emoción al que se llegó con un 0-2 al descanso. Golearon Javi Guerra y Víctor Pérez por el Valladolid, y Abel Aguilar y Aganzo en el cuadro local.

Hércules y Valladolid han empatado a dos goles en un partido lleno de emoción, en el que los visitantes se marcharon al descanso con dos tantos de ventaja, vieron como les remontaban en la segunda mitad y terminaban en inferioridad numérica.

Fue un partido de poder a poder, tras el que el Hércules encadena su tercer partido sin ganar en el estadio Rico Pérez, mientras el Valladolid suma un nuevo empate a domicilio. El Valladolid no tuvo que hacer mucho para ponerse por delante en el marcador y ello le dio una tranquilidad y un aplomo para trabajar en defensa y salir al contragolpe que supo utilizar a la perfección.

El primer gol visitante, además, llegó con una buena dosis de fortuna porque, si bien la combinación entre Víctor Pérez y Javi Guerra fue buena, el remate cruzado de este último fue flojo y no hubiera llevado excesivo peligro si no fuera porque el portero Falcón se resbaló y la pelota entró mansa en su portería.

El Hércules reaccionó bien al tanto, pero si la mala suerte de Falcón fue clave en el tanto pucelano, las buenas intervenciones de su homólogo Jaime evitaron el empate alicantino. Hasta que en un grave error de Abel Aguilar en el centro del campo, Víctor Pérez le robó el balón y encaró sin oposición la meta herculana, para acabar batiendo a Falcón con un buen disparo colocado y poner dos goles de ventaja para los suyos.

Sin embargo, el partido dio un giro de 180 grados en la segunda mitad, en la que el Hércules igualó la contienda en dos saques de esquina (los dos botados por Carlos Calvo, otro de los protagonistas de la reacción del conjunto alicantino) que cabecearon Abel Aguilar, en el minuto 50; y David Aganzo, en el 56. Además, el Valladolid se quedó en inferioridad numérica por expulsión de Nauzet Alemán mientras el Hércules celebraba su empate, por protestar.

El Hércules se adueñó del balón, aunque tuvo dificultades para encontrar la mejor forma de encontrar el camino hacia el gol. Aún así tuvo sus opciones, como en un remate de Tiago Gomes y, sobre todo, otro de Míchel que sacó Jaime con una gran intervención.

Pero el Valladolid tampoco le perdió la cara al encuentro y al contragolpe supo llegar al área rival, sobre todo en dos remates de Jofre y Manucho que paró Falcón. En la recta final del choque, el Hércules echó mano de Tote, que reaparecía tras nueve meses, después de sufrir una grave lesión de rodilla. Pero la entrada del delantero madrileño no fue suficiente para que el partido se desequilibrara del lado alicantino.