Competición
  • Final ATP World Tour
Final ATP World Tour
stefanos_tsitsipas Stefanos Tsitsipas Stefanos Tsitsipas
-
alexander_zverev Alexander Zverev Alexander Zverev
-

"Quiero ganar la Copa con el Málaga"

Enzo Maresca

"Quiero ganar la Copa con el Málaga"

"Quiero ganar la Copa con el Málaga"

En el vestuario del Málaga hay grandes figuras, capitanes, jugadores con mucha personalidad, talentos en ciernes... pero Il Capo, sólo es uno. Responde al nombre de Enzo Maresca (Pontecagnano Faiano, Italia, 10-2-1980) y a sus 31 años sigue soñando con lograr cosas en el fútbol. Quiere ser el italiano que más títulos ha ganado en España y seguir en el club (termina en junio de 2012), se traería a su amigo Rossi, estudia maneras de celebrar futuros goles...

El equipo marcha muy bien y Maresca es protagonista...

Tenemos una dinámica muy positiva. De seis partidos, hemos ganado cuatro y empatado uno. Ojalá sigamos a nivel de puntos como ahora. El nivel de juego se puede mejorar.

Su equipo es cuarto dando la sensación de puede dar más. ¿Qué no hará al cien por cien?

Nunca se sabe. Hay veces que juegas menos bien y ganamos y puede pasar que juegues de maravilla y no ganes. Lo mejor es encontrar un equilibrio de juego. Esa es la mejor manera de seguir subiendo en la tabla. Hemos hecho 13 puntos de 18 posibles. Si calculamos, podemos alcanzar una media de 78 puntos. Media de campeones. Con el Sevilla me metí en la Champions con 54 puntos. Ojalá sean estos los puntos finales pero sabemos que así no va a ser. Y por lo menos vamos a tratar de estar entre los seis primeros que es el objetivo que ha declarado el club. Sabemos que el objetivo nuestro es Europa y estar entre los seis primeros.

La jugada de la semana ha sido el maravilloso gol de Baptista, de chilena, por cierto iniciada por usted.

¡Fue un golazo! Un gol tremendo por su belleza.

Destacan sus compañeros su gol y Van Nistelrooy le elogió. ¿Qué significa que se acuerden tanto de uno?

Lo he dicho varias veces. Para un futbolista es bonito que se lean en la prensa cosas buenas, las lee la gente. Pero lo mejor es cuando un compañero te felicita por el trabajo realizado día a día. Para mí no hay felicitación más importante. Y sobre todo en mi caso que no soy titular.

Celebración especial poniéndose las gafas del masajista, Marcelino Torrontegui.

Los dos goles que he marcado en La Rosaleda fueron celebraciones iguales, contra el Almería coger el balón e ir al centro del campo y el otro día igual. Me gustaría marcar un gol y celebrarlo verdaderamente. Lo que pasó con las gafas fue una cosa distinta. Estábamos todos abrazando a Julio. Me encontré con Torrontegui ahí abrazado. Le encontré de cara, le vi las gafas, se las quité y me las puse. Son cosas bonitas porque ganas y es lo que vale (en ese momento pasan Juan Carlos Salcedo y Miguel Zambrana, los utilleros y Maresca exclama: "Estos sí que son dos fenómenos. Llegan los primeros y se van los últimos. ¡Cómo trabajan!").

Y hablando de su gol. No es la primera vez que se mueve en esa zona, cerca del segundo palo, a lo pillo

El fútbol es gol y hay que intentar en una falta o un córner intentar entrar con la mayor gente posible. Muchas veces me ha caído el balón y he tenido bastante suerte.

¿Se siente muy querido?

En el vestuario sí. Siento que mis compañeros aceptan el trabajo que hago. Y son futbolistas de un nivel muy alto. Hay mucha competencia.

Usted no lo ha tenido fácil. Por su llegada, pasado

Llegué en un momento en el que el equipo iba el último. Era una situación no positiva porque llevaba varios meses parado. ¡Me costó la vida! También influyó, quiera o no quiera, el pasado. Jugué en la Juventus y fui a la Fiorentina, dos equipos que en Italia se odian a muerte. Lo mismo me pasó más o menos aquí. Pero claro, es más bonito el logro si lo consigues al final. Mi ambición es que la gente se sienta feliz conmigo como lo ha estado en los equipos anteriores. Me gustaría que me aplaudiera también no sólo una parte de la afición, sino todo el estadio porque yo llegué aquí con muchos problemas. Íbamos últimos y por mi pasado tuve cánticos en contra. Si consigo dar la vuelta a esto, sería un logro personal.

Además tiene el hándicap de que en su posición están Recio, un ojito derecho para la afición o Apoño

Pero eso es normal. Yo nací en Italia y siendo futbolista es normal que se mire más por el de casa. Recio también es mi ojo derecho y de mucha gente en el vestuario.

¿Se considera maestro de jóvenes?

Maestro no. Da igual lo que digas, el mejor ejemplo se da trabajando mucho.

Como Van Nistelrooy, ejemplo de profesionalidad.

Es el futbolista de este vestuario que tiene mejor trayectoria. Quieras o no quieras, la gente se tiene que fijar en él. Por supuesto, se le nota que tiene nivel como persona y como futbolista...

Usted es amigo de Demichelis. ¿Se asustó cuando vio las imágenes del golpe?

Tuve la suerte de hablar con Martín anoche (por ayer). Fue un choque, pero tuvo la suerte de que todo le ha ido bien.

Demichelis y usted son dos jugadores cuyo papel no se reduce sólo a lo futbolístico

El míster realmente lo que nos pide es no solamente trabajemos en el campo. Es un trabajo también en el vestuario dar ejemplo e intentar meter a la gente cuando no está metida. Si hay un compañero que está distraído por algo, intentar decirle o hacerle entender la manera correcta.

¿Han hablado con Apoño?

No, la verdad. A Apoño le conocen ustedes mejor que yo. Es un futbolista bueno, importante. El entrenador ha dicho una y otra vez lo que piensa. No hace falta más.

Es importante dar normalidad a este tipo de situaciones, que nada empañe el ambiente, ¿no?

¡Exactamente! Lo que cuenta es el ambiente que hay en el vestuario y puedo asegurar que es muy bueno y no hay ningún problema. ¿Lo peor que puede pasar? Que se contagie un vestuario. No debe pasar nunca y nunca va a pasar que un problema pueda contagiar al equipo. Un partido no lo gana uno sino todo el equipo.

¿Cómo se han acoplado todos los nuevos?

Todos se han acoplado muy bien. Hay futbolistas de la talla de Van Nistelrooy que es un ejemplo para todo el mundo, pero también hay futbolistas que han llegado nuevos y que están teniendo un comportamiento ejemplar. Es el caso de Nacho Monreal; Camacho, que llegó en enero del año pasado. Les puedo asegurar que se entrenan al cien por cien. Eso es lo mejor que le puede pesar a un equipo, que quienes menos minutos tienen se entreguen. Se habla poco de ellos pero son dos ejemplos.

¿Qué le parece Toulalan?

Ya le conocíamos y en este caso es de características diferentes a las mías. Es uno de los mejores jugadores que he tenido a mi lado en mi carrera deportiva. Le cuesta un poco el idioma, pero se entera de todo.

Es amigo de Giuseppe Rossi con quien además comparten representante. ¿Le hubiera traído al Málaga?

¡Aquí y donde sea Rossi es un fenómeno! Es joven, un gran futbolista y como persona, un profesional y un chico muy centrado. Es un pedazo de futbolista y le acompaña la cabeza.

A sus 31 años y con una carrera llena de éxitos, ¿qué le queda por hacer en el fútbol?

He tenido la suerte de ganar mucho y la satisfacción de marcar goles en finales. Me queda mucho, cuatro o cinco años de fútbol todavía. Me falta un título para ser el jugador italiano que más ha ganado en la historia del fútbol en España. El primero es Carboni. ¡Esa es mi ambición! Ganar un título más.

¿Apostaría a que alcanzará a Carboni?

Sí y espero que sea este año con la Copa del Rey. Real Madrid y Barcelona ahora están lejos, pero la Copa sería de lujo. Un título e igualo a Carboni en menos años. Y si ganas la Copa te da la oportunidad de disputar otro título, la Supercopa. Es todo una cadena bonita.

¿Se ve muchos años en el Málaga? Porque usted termina contrato en 2012.

Acabo en junio y hasta ahí me veo. Pero es normal. Como hay un proyecto importante es algo que está naciendo, un niño recién nacido. Y sería bonito ver al niño crecer.

¿Que destaca de la Liga?

De los seis años que he jugado en España, lo que más destacaría sería la manera de jugar del Athletic de Bielsa. Si le dan tiempo es un equipo que va a terminar bien. Yo estaba en el banquillo y pensaba "La primera vez que veo un fútbol así". Tenía algo diferente. Martín Demichelis le tuvo en su selección y siempre me habló muy bien él.