La angustia de los penaltis corona al Espanyol en Cádiz

XVIII Torneo Nacional Blue BBVA Alevín | Espanyol 0 - Mallorca 0

La angustia de los penaltis corona al Espanyol en Cádiz

La angustia de los penaltis corona al Espanyol en Cádiz

marcos piñero

Tras ganar al Atlético, los blanquiazules superaron en la gran final a un dignísimo Mallorca.

La cantera del Espanyol goza de una magnífica salud, también entre los pequeños. Con todo el sufrimiento y la emoción posibles, su equipo alevín se coronó ayer en Cádiz como el mejor de España gracias a un crescendo final de torneo fabuloso. Su hoja de ruta blanquiazul dejó, hasta la final, una solvente primera fase, una heroica remontada contra el Málaga (segundo favorito) y una contundente victoria sobre el todopoderoso Atleti. Tras estos dos durísimos escollos y con la gasolina justa, el Espanyol superó en la final al Mallorca tras una angustiosa tanda de penaltis.

Los baleares, que llegaron pasito a pasito y sin armar ruido hasta la final, fueron un dignísimo rival e incluso tuvieron más ocasiones que el Espanyol. El mérito se multiplica teniendo en cuenta que llevan preparando este Torneo Blue BBVA sólo unos días, ya que el Mallorca no tiene equipo en la categoría.

Tensión.

La tanda decisiva coronó como héroe del partido a Adrián, el portero del Espanyol. Antes, el meta ya había salvado a su equipo frenando a Tofol y Alemu. Mientras al Espanyol le gustaba mimar la pelota con Pol, Guillem y Fode, que se lesionó pero volvió, eran los bermellones los que rondaban el gol, sin elaborar tanto. Con el paso de los minutos, la densidad del Torneo hizo que las piernas pesasen demasiado y la copa que esperaba agarrotó del todo las piernas. Tuvieron que dictar sentencia los penaltis y el resto ya se sabe: la gloria para el Espanyol y el consuelo para el Mallorca.