Neymar dedica a los lectores de AS una de sus portadas

Liga BBVA | Real Madrid

Neymar dedica a los lectores de AS una de sus portadas

Neymar dedica a los lectores de AS una de sus portadas

"Es un halago que el Madrid me quiera, pero no hay nada decidido".

El autobús del Santos llegó cerca de las 1:30 horas de la madrugada al hotel Sheraton de Montevideo después de la disputa de la Libertadores. Neymar, como acostumbra a hacer siempre, bajó el último del bus, asido por ambos brazos por dos corpulentas personas de seguridad que no se despegan de su lado por corto que sea su trayecto a pie. Allí le esperaba AS. "¿Conoce el periódico?" "Claro, sigo las informaciones que de mí salen en España por este diario en Internet", nos dijo.

Por eso no duda en atender nuestra petición (después de nuestro forcejeo con los guardaespaldas) para firmar una portada con él de protagonista. "Para los amigos de AS". La conversación se hace difícil. Aún quedan algunos aficionados en el hall que se abalanzan sobre su ídolo. Sólo da tiempo a una pregunta: ¿Qué le parece el interés del Madrid? "Es un halago que el Madrid me quiera, pero aún no hay nada decidido". No hay tiempo para más. La seguridad consigue meterlo en el ascensor. Antes, dedica un par de gestos a nuestro fotógrafo.

Centrado.

Después aparece en el hotel su padre. Asegura a este periódico que "aún hay que esperar". "Neymar está muy centrado ahora en la Copa Libertadores. Es su principal objetivo. El padre del chico ha venido acompañado por el representante de éste, Wagner Ribeiro. Los dos vieron el partido juntos. También está el presidente Luis Álvaro. Todos coinciden: "Después del día 22 (vuelta de la Libertadores en Sao Paulo) sabremos más cosas". Pero está claro que el Madrid tiene muy avanzados los contactos, más con Ribeiro y el padre que con el Santos, que insiste en que no saldrá por menos de 45 millones de euros.

El Santos sigue intentando que Neymar se quede. Sabe que hay una posibilidad, ya que el chico no está seguro de querer salir ahora. Es la auténtica estrella de Brasil, está a punto de tener un hijo (a sus 19 años) y, si ganara la Copa Libertadores, quiere seguir al menos hasta diciembre para disputar la Intercontinental contra el Barcelona. Entonces su salida se complicaría.