"No sólo quiero fichar por el Madrid, sino triunfar allí"

Coentrao

"No sólo quiero fichar por el Madrid, sino triunfar allí"

"No sólo quiero fichar por el Madrid, sino triunfar allí"

Pepe Andrés

Sus pequeños ojos negros se clavan como puñales de sinceridad cuando Coentrao se afana en dar explicaciones sobre su futuro. El lateral atendió a AS en Vila do Conde, donde pasó unas horas antes de partir de vacaciones con su familia a la espera de que se resuelva su fichaje por el Madrid.
Valencia-Barcelona live online

¿Se le ha hecho larga la temporada?

No tanto... Fue buena para mí en lo individual. Bien conseguida. Lo único duro fue al final, porque quería trabajar y que las cosas me fuesen bien para dar el salto en mi carrera, en este caso al Madrid. No hay nada más alto que eso.

¿Cómo ha vivido estos últimos días?

Me costó trabajo estar en el césped con Portugal. Quien viera el partido notaría que no era el Coentrao verdadero.

¿Estaba nervioso?

Sentía algo fuerte dentro de mí que me impidió ser yo. ¡Pero es normal!

¿Cómo se entendió con Cristiano en la banda?

No fue una demostración de lo que podríamos hacer. Estaba nervioso, siendo jugador del Benfica pero a un paso del Madrid. Estaba un poco atormentado... Pero si no es fácil actuar con el mejor jugador del mundo, no lo será con nadie. Yo coincidí con buenos jugadores en el Benfica, y ahora, la posibilidad de hacerlo con los mejores del mundo en el Madrid... Voy a aprender mucho y seré otro jugador mejor dentro de dos o tres años.

Bueno, ya le fue muy bien con Di María... ¿Cuántas asistencias de gol dieron entre los dos en el Benfica?

No lo sé, pero fueron muchas. Como digo, es fácil estar al lado de los mejores. Ahora me imagino jugando con Cristiano y... ¡buff! Sería bonito.

¿Qué recuerdos se le vienen a la cabeza cuando vuelve a Vila do Conde, donde nació?

Tuve una infancia difícil, pero muy feliz...

¿Por qué difícil?

Por el tema económico. Nosotros vivíamos muy al día, incluso para comer. Tuve unos padres muy trabajadores y yo mismo, con 13 años, comencé a trabajar porque la vida no era fácil. Pero siempre fui feliz. No había nadie más feliz que yo. No tenía dinero, pero podía hacer lo que quería en la calle. Nadie tenía más libertad que yo.

¿Y es verdad que era demasiado travieso?

Sí... Siempre quería ser yo. En realidad, quería ser el primero en todo.

¿En qué trabajaba?

Era pintor.

De brocha gorda, imagino.

¡Pero no me avergüenzo! Lo digo con orgullo. A los 13 años me buscaba la vida y tal vez por eso hoy soy lo que soy.

¿Forjó eso su carácter?

Ahora disputo cada jugada como si fuera la última. Por eso la afición me quiere. Doy gracias a Dios por la vida que me ha tocado vivir. Yo tenía que trabajar hasta las siete de la tarde y luego jugar al fútbol. Ahora podría ir al Madrid.

¿Qué capricho se dio con su primer gran sueldo?

Nunca compré nada especial. El dinero era para comer.

¿Y el primer gran regalo que hizo a sus padres?

Fue hace poco. Los traje aquí. Ellos dicen que su mejor regalo es que soy como soy. He aprendido a ser modesto.

¿En qué trabajaba su padre antes?

Era marinero. Ya a los 12 años se embarcaba para Canadá durante seis meses para pescar bacalao. Lo veíamos poco. Mi madre también trabajaba, en una fábrica de conservas.

¿Por qué no fue con ellos a Francia cuando emigraron?

Yo tenía 14 años. Y quería ir. Pero a mis padres les decían que yo tenía que seguir jugando al fútbol porque podría triunfar. Juntos tomamos la decisión y mire, acertamos. Fue una vida dura para mí.

¿Cuál ha sido su peor momento en el fútbol?

Cuando fui cedido al Zaragoza. Marcelino no se portó bien conmigo. Si no le gustaba mi forma de jugar yo lo acepto. Pero empezaron a decir que salía mucho por las noches y otras cosas que se hablaron.

Otras estrellas tuvieron inicios con una vida disipada...

¡Pero es que yo no salía mucho! Salía, claro, porque no estaba preso y soy una persona normal, pero no tanto como se decía. Aunque fue positivo.

¿Por qué?

Hoy ya sé que en el fútbol hay muchos más factores para triunfar que lo que se hace en el campo. Soy más fuerte y estoy mejor preparado.

¿Para el Madrid?

La presión la estoy sintiendo ahora, por tener que terminar un contrato con el Benfica. Después, estando en el Madrid, con el mejor entrenador del mundo y los mejores jugadores... ¿Para qué voy a sentir presión? Será fácil jugar.

Defínase como futbolista.

Soy rápido, bravo, de mucha raza. ¡No sé, es complicado hablar de mí! Soy un jugador que se entrega mucho, y eso es importante en el fútbol de hoy para los entrenadores.

¿Tiene defectos?

¡Ninguno! (Bromea).

¿Quién fue la persona más importante para usted en el fútbol?

Jorge Jesús (el técnico) en el Benfica. Es una persona fantástica que me ayudó mucho. Me hizo mejor.

¿Cómo le enseñó a defender para convertirse en lateral?

Bueno, cuando era extremo también defendía. Lo que está claro es que a defender se puede aprender. No ocurre lo mismo para atacar.

Mourinho ha dado a entender que incluso usted podría jugar en la media.

En el Benfica también jugué más cerrado, no tanto de ala sino de interior, como Mourinho dijo. El míster es considerado el mejor porque es diferente. Si lo ha dicho es porque sabe que tengo cualidades para jugar ahí.

¿Cómo le convenció Mou para fichar por el Madrid?

Con el trabajo que hace. No es normal ganar lo que Mourinho ganó. Eso convence a cualquier jugador.

¿Será titular en el Madrid?

Voy con la intención de ayudar al Madrid en todo. Luego, claro, espero poder jugar lo máximo. Voy a trabajar inmensamente para ayudar. Soy consciente de que allí están los mejores. Quiero ser uno más. Me gustaría ganar todo allí. También voy por eso, por la Champions y la Liga.

¿Cómo se está portando el Benfica con usted?

Ya no me compete a mí.

¿Se comportaron mal?

Eso ya es cosa de Mendes. Tengo buena relación con Vieira, el Benfica está en mi corazón. Intentó que me quedara, claro, pero mi decisión está tomada. Tengo gratitud al Benfica, pero el Benfica también tendría que estar agradecido.

¿Le prometieron dejarle salir este verano?

Como le digo, eso se lo dejo a Mendes. Yo quiero salir, ir al Real, por encima de todo.

¿Tan seguro está de eso? ¿Sólo iría al Madrid?

Cuando digo esto es porque siento mucha presión... Mire, yo tengo una cosa buena: digo las cosas como me salen del corazón. Sé que hay otros clubes muy interesados, pero yo quiero ir al Madrid de corazón. Yo me digo: "Es lo que quiero y tiene que ser, y va a ser..."

¿De qué equipo era de pequeño?

Del Madrid...

¡No me lo puedo creer! ¿Nacido para el Madrid?

Siempre me gustó. Siempre quise vestir esa camiseta.

¿Cuáles son sus primeros recuerdos del Madrid?

Sobre todo cuando llegó Figo. Yo siempre quise ser como él. También las Champions ganadas y los grandes fichajes, y Ronaldo y Zidane. Me volvía loco por llegar a casa a tiempo para ver los partidos de aquel equipo, el mejor de la historia.

¿Llegó a conocer a Figo en persona?

No, no... Si Dios quiere será a lo mejor en Madrid.

¿Estuvo cerca de jugar en el Bayern el pasado verano?

Como le decía, yo actúo de corazón. El verano pasado me quedé en el Benfica porque lo sentía, de corazón. Siempre he sido sincero. Ahora en mi cabeza sólo está el Madrid y tengo que ir para allá.

¿Le gusta cómo juega el Madrid con Mourinho?

No está tan complicado superar al Barça. Con el equipo recién construido Mourinho quedó a cuatro puntos en Liga, ganó la Copa y en la Champions pudo pasar cualquier cosa. ¡Todo en un año! Con un poco de tiempo, el Madrid tiene todo para conseguir pasar al Barcelona.

¿Con qué sueña ahora?

Sólo con ser jugador del Real. Porque yo tengo un objetivo muy grande en mi vida en este momento. No es sólo ser jugador del Madrid, sino aprovecharlo, jugar y demostrar que merezco estar allí. Mi objetivo no es sólo ser jugador del Madrid y ya está, sino triunfar.

¿Se lleva mejor con Cristiano, con Pepe o Carvalho?

Con todos, pero puedo decir que hay pocas personas como Cristiano. Es una persona fantástica. Es bueno de verdad, todo el que lo conozca lo dirá. Lo merece todo.

¿Es usted de los que ven mucho fútbol en casa?

¡Lo veo todo! Cuando conocí a mi mujer ella no sabía ni lo que era un partido. No le gustaba nada, y ahora no se pierde ninguno. Los ve conmigo.

¿Y quién es el jugador favorito de su mujer?

¿Está de broma? ¡Yo soy el mejor del mundo! (Risas).

¿Qué dice ella del Madrid?

Está feliz, por la oportunidad que es para mí y por irse a vivir a esa gran ciudad. Para mí es un orgullo llevarlos allí.

¿Qué supuso para usted el nacimiento de su hija?

Casi tiene un año. Cambió mi vida. Tengo más responsabilidades, he madurado...

¿Le cambia los pañales?

¡Claro que sí! (Risas). Estoy todo lo que puedo en casa para aprovechar el tiempo con ella. Se llama Vitoria, pero no por el Águila del Benfica como se dice. Siempre me gustó ese nombre.

¿Qué le gusta además del fútbol? Tiene pinta de surfero.

(Risas). ¡Que va! Voy del trabajo a casa y de casa al trabajo. Mis amigos dicen: "¡Tío, qué pasa que nunca sales!". Pero ahora sí, en vacaciones...

¿Qué va a hacer con sus vacaciones?

Intentaré descansar con la cabeza puesta en el trabajo. Quiero volver descansado para un gran reto. Estoy a un paso de cumplir un sueño, ser del Madrid, y eso requiere cuidarse y ser profesional. Nada me importa más ahora.

Comentarios

Comentarios no disponibles