Competición
  • Champions League

Un gol de Yaya Touré da la F.A. Cup al Manchester City

inglaterra | f.a. cup

Un gol de Yaya Touré da la F.A. Cup al Manchester City

Un gol de Yaya Touré da la F.A. Cup al Manchester City

El marfileño, ex del Barcelona, rompió el cerrojo del Stoke City y propició el primer título del equipo celeste desde 1976. Silva fue titular y falló una ocasión muy clara en la primera parte.

El Manchester City se ha impuesto en una disputada final al Stoke City (1-0) gracias a un solitario tanto de Yaya Touré y se ha alzado con el título de la FA Cup por quinta vez en su historia. En un Wembley abarrotado, la gran final de la competición más antigua del mundo ofreció un encuentro bastante disputado que se terminó decantando merced a la mayor calidad de la plantilla del equipo que entrena Roberto Mancini.

El Stoke, que disputaba la primera final en toda su historia, acudía a la cita con los deberes hechos, tras su enorme temporada y la clasificación para la próxima edición de la Europa League garantizada, ya que el City disputará la Liga de Campeones.

Desde el inicio del choque, los ''citizens'', con Silva de titular, se supieron superiores y llevaron la iniciativa del juego, con un Stoke encerrado atrás esperando su oportunidad al contraataque y en las jugadas a balón parado. El dominio no se tradujo en opciones de peligro para la portería que defendía Sorensen, salvo un disparo de Tévez, que repelió el guardameta sueco, y un balón suelto en el área que Silva envió por encima del larguero inexplicablemente.

Así se llegó al descanso tras una primera parte con poco fútbol debido al defensivo planteamiento del Stoke y un Manchester City que no encontraba a Silva y dominaba, pero sin peligro alguno. Tras el descanso, el encuentro se trabó, lo que favorecía al equipo que no quería jugar, el Stoke. El City se echó atrás ante el empuje de su rival que gozó de varias jugadas a balón parado y los siempre peligrosos saques de banda de Delap.

En este dominio del Stoke, el delantero Kenwyne Jones tuvo la ocasión más clara del partido. Un error de Lescott dejó al ariete soló ante Joe Hart, pero el arquero respondió con una gran parada que mantenía a su equipo en el encuentro.

Mancini fue a por el partido

Tras el susto del Stoke, Mancini decidió mover ficha y dio entrada a Adam Johnson en lugar de Barry, cambio marcadamente ofensivo que demostraba que el City se iba a por el partido. La reacción no se hizo esperar y apenas un minuto más tarde un barullo en el área fue aprovechado por Yayá Touré que, al igual que en semifinales, donde un gol suyo eliminó al eterno rival de la ciudad, batió a Sorensen.

El gol dejó tocado al Stoke, aunque en un alarde de corazón se fue hacia la portería de Joe Hart en busca de un tanto que forzase la prórroga. Entró Carew arriba, pero apenas tocó el balón en los escasos 10 minutos que estuvo sobre el césped.

En el tiempo de descuento, el Stoke lanzó dos saques de esquina de forma consecutiva con el portero Sorensen en busca del remate, pero el ansiado gol no llegó. Ahí murió el partido. Tras el gran desembolso económico de las últimas temporadas, el City por fin se ha alzado con un título, algo que no sucedía desde 1976.