Tejera ya es una pieza vital y toma el mando

Liga BBVA | Mallorca

Tejera ya es una pieza vital y toma el mando

Tejera ya es una pieza vital y toma el mando

miquel borrás

El centrocampista Sergio Tejera ha tomado el mando. Se ha convertido en un jugador vital para el Mallorca. De 21 años, arribó en Palma desde el Chelsea B, al que había llegado desde el Espanyol. En Inglaterra se curtió tres años, desde los 16 años, hasta que recaló en el Mallorca en febrero de 2009 como un proyecto de futuro. Una lesión interrumpió su progresión en el filial. Pero el pasado verano, ya recuperado, Laudrup contó con él y Tejera alternó filial y primer equipo hasta que el danés le convirtió en hombre importante para compartir minutos con Martí, Joao Víctor y De Guzmán en el centro del campo.

Con el dorsal 27, debutó en Copa contra el Sporting y, hace exactamente una vuelta, en Liga ante el Zaragoza. Ante el Madrid, en el Bernabéu, destacó. Poco a poco, por su calidad con la pierna izquierda, su dominio y sus pases al espacio, se asentó en el equipo hasta su consagración en Cornellá-El Prat. Ante el Zaragoza fue el mejor. Se ha hecho un sitio, ha demostrado ser un jugador de presente y ya es uno de los más reclamados por la afición.

Mallorca y Chelsea llegaron a un peculiar acuerdo por Tejera, con contrato hasta 2013: el precio del traspaso, 600.000 euros, se pagaría en función de su rendimiento. Por cada diez partidos en Primera el Mallorca abonaría 100.000 euros. De momento esa es la cifra que debe pagar al Chelsea porque ya ha participado en doce. Quedan nueve para el final por lo que si juega en todos, el club bermellón deberá afrontar un segundo pago de otros 100.000 euros.

Falleció un socio en el estadio

El sábado un socio mallorquinista de 82 años falleció en las inmediaciones del Iberostar Estadi cuando regresaba a su casa tras el Mallorca-Zaragoza. Nada más conocerse el trágico suceso, representantes de la Federación de Peñas Mallorquinistas acompañaron a la familia en esos difíciles momentos. Desgraciadamente ya es la segunda vez que sucede algo así tras un partido del Mallorca. El pasado 26 de febrero a la finalización del partido ante el Barcelona (0-3) otro socio mallorquinista de 67 años fallecía en la grada del estadio al sufrir un infarto.