"Si no jugaba era porque no hacía esfuerzo por merecerlo. Ahora me esfuerzo y juego"

Benzema

"Si no jugaba era porque no hacía esfuerzo por merecerlo. Ahora me esfuerzo y juego"

"Si no jugaba era porque no hacía esfuerzo por merecerlo. Ahora me esfuerzo y juego"

Llega puntual al hotel AC La Finca. Tras vestirse con un elegante traje de Pedro del Hierro, el francés está listo y no elude ningún tema: su relación con Mourinho y con sus compañeros, las críticas recibidas, su actual momento de juego... Y lanza un deseo para 2011: "Ir a Cibeles".

¿Cómo ha pasado las fechas navideñas?

Bien, con mi familia en Lyon, en Francia, y con todos mis amigos. Me hace mucho bien volver a mi país, así que estaba muy contento de poder estar con toda mi familia.

Para usted, por su religión, la Navidad es distinta, es más un tiempo de vacaciones...

Sí, para mí es diferente porque soy musulmán, pero respeto mucho esta fiesta. Mire, tengo hermanos y hermanas pequeños, así que les hago regalos de Navidad y hacemos una comida familiar.

¿Ha desconectado del fútbol en esos siete días?

Soy una persona a la que le gusta mucho el fútbol, así que no lo he olvidado. Aunque he desconectado un poco, sólo un par de días, he estado practicando deporte. Fútbol no, pero me entretuve para mantener la forma.

El pasado jueves, el entrenamiento fue a puerta abierta y hubo 5.500 personas. ¡Lo nunca visto!

Que fuera tanta gente nos sorprendió a todos. Fue un detalle de la afición que con lluvia y frío fueran a vernos. Creo que fue un bonito regalo de Navidad ir a ver a los jugadores del Madrid.

¿Cómo va a ser Benzema en 2011?

(Se ríe) Mejor. Lo primero que espero es tener salud y después continuar como en 2010, porque hacía mucho que no encadenaba tantos partidos seguidos como titular.

¿Qué objetivos se ha planteado para este año?

Muy buenas cosas. Llevo un año y medio aquí y espero hacer muchas cosas, como ofrecer espectáculo a la gente. En el Madrid gusta mucho el espectáculo.

¿Por qué es tan irregular?

Esto es el fútbol. A veces uno tiene suerte y marca y otras no. Lo esencial es que he recuperado la velocidad y las piernas, pero no puedo asegurar que vaya a marcar tres goles en cada partido, pero sí voy a hacer lo posible para marcar al menos uno por encuentro.

Cuando llegó Mourinho, ¿qué es lo que le dijo que quería de usted?

Me ha hecho trabajar mucho mentalmente, en lo que se refiere a la parte mental de mi juego, y hoy puedo decir que en ese aspecto soy fuerte. He tenido altibajos desde que llegué al Madrid, pero aquí sigo. Es alguien que me aporta mucho.

Ha sido duro con usted...

Bueno, sí, pero las cosas son así. Desde pequeño, los entrenadores que he tenido siempre han sido duros conmigo y por eso he llegado hasta aquí. Mourinho es un muy buen entrenador, y mejor que esté detrás de mí, apoyándome. Estoy aquí para trabajar y ya está. Después, en el campo intento hacer las cosas bien.

¿Se ha sentido castigado por el entrenador?

Personalmente no me he sentido castigado por nadie. Sé cuándo juego bien y cuándo lo hago mal, y si en algún momento he jugado menos es porque no hacía el esfuerzo suficiente para merecerlo. Hoy sé que me esfuerzo y por eso juego.

Cuando llegó al Madrid no hablaba con nadie. ¿Eso ha cambiado?

Con los jugadores hablo mucho más. Después, es cierto que, por lo general, en la vida soy bastante tímido, pero creo que en cuanto me conocen saben que me gusta mucho divertirme, que soy alguien que se ríe siempre, pero cuando no conozco a la persona me quedo más en mi esquina. Con el entrenador también hablo. Tanto con él como con mis compañeros me gusta divertirme.

¿Qué se le pasa por la cabeza cuando le dicen que no es válido para el Madrid?

Eso diría que es la Prensa y la gente que habla. Dicen cosas malas de mí. En cualquier caso tengo 23 años, estoy en uno de los clubes más grandes del mundo y sé que tengo el nivel para jugar aquí.

¿Cree que se ganará el derecho a seguir el tiempo que firmó?

Sí, es mi objetivo. He firmado por seis años. Sabía que al principio iba a ser difícil, pero ahora comienza a ir todo bien, perfecto.

Es el ojito derecho de Florentino. Fue a ficharle a su casa y es su máximo valedor...

(Se ríe) Sí, sé que me quiere mucho y es recíproco. Yo también le aprecio mucho. Siempre está detrás de mí, apoyándome, y cuando las cosas no van bien me llama. Es alguien a quien respeto mucho. Después me toca a mí devolverle toda esa confianza sobre el terreno de juego, como lo estoy haciendo últimamente.

Su exigencia tiene que ser mayor por aquello de demostrar lo que vale porque "él vino a por mí".

¡Por supuesto! Cada vez que salto al campo y juego a tope, lo hago por el equipo, pero siempre me acuerdo de Florentino.

¿Y Zidane? Ahora que está más cerca del equipo, ¿le dice algo? ¿Le ayuda?

Zizou es uno de los mejores jugadores del mundo y habla mucho conmigo. Esto me viene muy bien porque antes no hablábamos mucho. Siempre viene bien tener a alguien así en quien apoyarse y hablar de fútbol y de su entorno.

¿Le va a venir bien estar más cerca de él?

¡Por supuesto! Habla francés. Cuando hay algo que no entiendo le pregunto. Lo esencial es estar bien sobre el terreno de juego, pero es cierto que me da muchos consejos.

Este año ha marcado dos hat-trick, al Auxerre y al Levante. ¿Para cuándo algo así, pero en un partido de los considerados grandes?

Necesito encadenar partidos. Ahora que llevo cuatro encuentros seguidos, he marcado seis goles. Sé que cuando tenga continuidad tendré más confianza y empezaré a hacer muchos goles, porque sé marcarlos. Eso sí, marcar tres goles siempre es un éxito. Y bueno, el día que logre un hat-trick contra uno de los grandes la llamaré (se ríe).

¿Cree que está aprovechando la baja de Higuaín?

El fútbol es así. A veces hay jugadores lesionados y los demás intentamos aprovecharlo. Nos han puesto en competición a él y a mí. Para mí es un colega. Es cierto que él está lesionado y por eso cuento con más minutos, pero me toca a mí demostrar que puedo jugar.

Pero es una buena competencia. Le ganó la titularidad porque fue mejor que usted...

Siempre viene bien tener competencia. Estoy en un gran club, así que la competencia viene de todas partes. Vivo con ello y hoy estoy al cien por cien y listo para jugar.

¿Con qué compañero se entiende mejor?

Con Cristiano. Es un jugador con mucha calidad, que respira fútbol, que conoce el fútbol. Los demás jugadores también son buenos, pero cuando tengo la pelota o la tiene él, nos buscamos rápidamente el uno al otro. Le busco porque sé que puede inventar algo en cualquier instante.

¿Cómo le ayuda Cristiano?

Habla a menudo conmigo de fútbol. Eso hace que nos entendamos bien. Es alguien a quien aprecio mucho.

¿Su momento más difícil fue el futbolístico o el Caso Zahia?

Fue a principio de temporada, sobre todo en septiembre y octubre. Fueron duros porque todo el mundo me criticaba, tanto en Madrid como en Francia, a pesar de que conseguía jugar buenos partidos con la selección. Esos dos meses me han servido mucho, a eso me refería cuando hablaba de la parte mental que he mejorado.

¿Esta temporada es como empezar de nuevo para usted? Ha venido Mourinho, vuelve a ser importante para Francia

Sí. Empiezo a marcar goles, a reencontrarme con mi juego, dando asistencias y marcando, y eso es lo que me gusta. Es cierto que con Francia soy titular y el seleccionador me apoya. En Madrid estoy en ello, así que tengo muchas esperanzas puestas en este año.

¿Qué le dice su familia?

Me apoya, aunque las cosas no vayan bien. Son mis mayores seguidores. Cuando las cosas van mal me lo dicen y me critican, pero la única persona que me asegura que juego bien es mi madre (sonríe).

¿Cómo lleva el castellano? ¿Mejorarlo le ha ayudado a integrarse más?

Mucho mejor. Si conversa despacio conmigo puedo hablar un poquito. Prefiero hablar con mis compañeros que con una profesora. Mi integración va cada vez mejor.

Sus defensores dicen que un día conseguirá el Balón de Oro. ¿Qué piensa usted?

¿Quién ha dicho eso? ¡Lo espero! Lo voy a intentar. Desde pequeño sueño con ganarlo. Estoy en este club para conseguirlo.

El Barça es el equipo a batir tanto en España como en Europa, ¿no?

El Barcelona es un gran equipo que tiene su juego y lo hace bien, pero nosotros también estamos aquí, con un buen equipo. Creo que este año podemos ganar títulos sin mirarlos a ellos. Sólo estamos a dos puntos. Vamos a hacer todo lo posible para ganar.

¿Hizo tanto daño el 5-0?

Fue duro al principio, durante el partido, pero ya pasó. Vamos por detrás, pero queda la vuelta en Madrid.

¿Sus deseos para el 2011?

Salud. Lo primero es la salud. Y muchas cosas buenas, alegrías, y que todo el mundo sea feliz. También ir a Cibeles, cómo no. He pasado con el coche por allí muchas veces, pero quiero ir a celebrar títulos.

En la Champions vuelven a verse con el Lyon. ¿Tiene ganas de revancha?

Sí. Creo que vamos a ganar al Lyon porque ahora somos mucho mejores. Espero pasar a cuartos de final.

Después de un año y medio en España, la gente aún no conoce al verdadero Karim

Es verdad. Creo que la gente no me conoce lo suficiente porque soy tímido, introvertido. También forma parte de mi carácter: soy reservado, y eso no lo puedo cambiar ni haciendo un esfuerzo.

Ante el Levante, en la Copa, marcaron Cristiano y usted un hat-trick, pero tuvieron el detalle de darle el balón a Morata.

Sí. Morata es joven y también un poco tímido y quería que todos firmáramos el balón, así que lo cogimos y se lo regalamos.

Con la lesión de Higuaín podría hacer falta otro nueve. ¿Cree que Morata puede estar en el primer equipo?

Sí, claro que puede. Es joven y aún no ha jugado grandes partidos, pero es un buen futbolista. Después, son los directivos y el club los que tienen que decidir si eso es suficiente.

¿Le molesta que piensen en otro delantero?

Si el club quiere otro delantero, mejor, ya que hay uno lesionado. Es normal en un club como este. No le doy vueltas. Trabajo, encadeno los partidos y me toca a mí marcar.

Karim, feliz año y suerte.

Muchas gracias. Y a los aficionados del Madrid, gracias por ser tan buenos conmigo. Voy a hacer todo lo posible para agradecerles su apoyo marcando muchos goles.