En 2007 se jugó un clásico en un sábado tras la Champions

Real Madrid | La intrahistoria

En 2007 se jugó un clásico en un sábado tras la Champions

Al término del partido del Rico Pérez, me telefonearon unos peñistas de Callosa de Segura y Elda, que vieron el partido en el estadio del Hércules: "Tomás, que el Barça no se empeñe en jugar ante el Madrid en lunes porque los precedentes le dejan sin argumentos. Mírate bien lo que pasó hace sólo tres años y así nadie tendrá dudas". Efectivamente, el 10 de marzo de 2007 se jugó un Barça-Madrid espectacular en cuanto a juego y goles que acabó 3-3. La Liga estaba casi imposible para los de Capello y aquella hazaña dio inicio a la nueva aparición del Clavo Ardiendo que terminó con la conquista del título.

Curiosamente, sólo tres días antes de aquel Clásico jugado en sábado, el Madrid se jugó su futuro en la Champions ante el Bayern en Múnich, en aquel partido en el que a Ramos le rompieron la nariz y en el que los alemanes se acabaron clasificando. Los blancos llegaron ya en la madrugada del jueves a la capital, y sin apenas descanso ese viernes tuvieron que coger el avión para viajar a Barcelona a jugarse la Liga.

El Barça, había disfrutado de un día más de descanso ya que disputó su partido de Champions el martes en Anfield ante el Liverpool. Venció 0-1, pero quedó también eliminado porque en el Camp Nou los ingleses habían vencido 1-2. A pesar de tener esa desventaja y de jugarse tanto, el Madrid no se quejó y acudió a ese Clásico sin poner excusas. Y se jugó en sábado...