A Cesc Fábregas le pusieron la camiseta del Barcelona

mundial 2010 | la fiesta de españa

A Cesc Fábregas le pusieron la camiseta del Barcelona

A Cesc Fábregas le pusieron la camiseta del Barcelona

En la celebración de la selección en la esplanada Puente del Rey, Reina ha dirigido una broma en la que le han ayudado Piqué y Xavi: cuando el portero del Liverpool presentaba al centrocampista, le han sujetado y le han puesto una camiseta del Barcelona, su gran pretendiente para la próxima temporada.

La selección, después de recorrer Madrid en una celebración popular en la que se han desbordado todas las previsiones de apoyo popular, llegó a la esplanada Puente del Rey para el final de fiesta, donde llevaban horas esperando unas 300.000 personas para poner la guinda a un día histórico del fútbol español.

Entre actuaciones musicales y mensajes del seleccionador Vicente del Bosque o el capitán Iker Casillas, uno de los momentos más esperados era la intervención de Pepe Reina. En el recuerdo de todos los aficionados al fútbol español está la participación del guardameta del Liverpool en la fiesta que siguió, esta vez en la Plaza de Colón, al triunfo de España en la Eurocopa 2008.

Reina no decepcionó y presentó uno por uno, entre bromas y comentarios más emotivos y personales, a todos los integrantes de la selección, y dejó una de las grandes anécdotas de la noche cuando llegó el turno de Cesc Fábregas.

Después de reconocer que el centrocampista "no quería que le llamara 'empanao'", le abrazó para permitir que Piqué y Xavi, compinchados con él, le pusieron una camiseta del Fútbol Club Barcelona. Después, y sujetándole para que no se la quitara, Reina afirmó que el del Arsenal, que firmó el pase a Iniesta en el gol que valió un Mundial, era "el futuro del Arsenal y el futuro del Barcelona". Una anécdota comprometida para un Cesc que es el gran objetivo del Barça para la próxima temporada. Él aseguró que quería volver a la que fue su casa y compañeros azulgranas de selección (Xavi especialmente) han asegurado que confían en verle en el Camp Nou para la temporada 2010/2011.

Habrá que ver cómo se hace eco la prensa inglesa, muy pendiente de todo lo que sucede alrededor del gran estandarte del Arsenal, de esta broma más o menos pesada en el seno de un equipo en el que, desde luego, reina el buen humor y la euforia después de haber firmado la página más hermosa en la historia del fútbol español.