El Sevilla vuela hacia la final

Copa del Rey | Sevilla 2 - Getafe 0

El Sevilla vuela hacia la final

El Sevilla vuela hacia la final

morenatti y toni rodríguez

Un salto angelical de Luis Fabiano y una carrera de Navas le dan media estocada al Getafe.

Ese vuelo angelical de Luis Fabiano, que se elevó más que nadie y que siguió en lo más alto cuando el Getafe ya estaba en la tierra. Esa carrera espacial de Jesús Navas, que ha jugado 32 de 33 partidos oficiales y tira a la basura cuando le da la gana la teorías de las rotaciones. Dos puñales para el Getafe, que en el minuto 80 del partido de ida, bajo la lluvia del Pizjuán, sintió que la tercera final de Copa de su historia se le escurría entre las manos. Dos puñales y un tercero, un cambio valiente de Jiménez, que arriesgando su imagen pública ante el Pizjuán, se cargó a Negredo y metió a Romaric. El Getafe estaba acribillando al Sevilla, desnudo en el centro del campo. Huérfano. El cambio le salvó el partido al Sevilla. Porque Palop ya se había ganado la nómina. Palop atrapó media Copa el día de la vuelta de octavos ante el Barça y ayer pareció un gigante. Vive una segunda juventud. Está eléctrico, va fugaz de palo a palo. Parece imbatible.

El Getafe se puso a llorar por los rincones por las paradas de Palop ante Manu, Casquero, Pedro León (imponente primera parte) y descuidó su defensa. Por allí se infiltró a Adriano, que aprovechó las atenciones a Navas para entrar en la cocina y ponerlo en la cabeza de Luis Fabiano, que de donde no había nada sacó un gol de bandera. Tal vez por eso Dunga le haya dado los galones de nueve de Brasil, eso no se regala. Luis Fabiano corrió y corrió y se sacó de la chistera un sombrero del mejor cine negro. Y le brindó el gol a Del Nido, que en el vestuario le había prometido que marcaría, como si fuese el presidente de la Maestranza. El Sevilla supo que si masticaba bien el partido ese gol era media final. Porque crearía dudas en el Getafe y abriría las grieta perfecta para que allí se colase el niño Navas, un jugador sideral que ya es medio escudo del Sevilla y que firmó un 2-0, el resultado fetiche de una eliminatoria.

El detalle. Nueva lesión de Ndri Romaric

Malas noticias para Manolo Jiménez. Romaric, el futbolista que había sustituido a Negredo, notó un tirón en una carrera cuando el partido ya se estaba acabando y pidió el cambio. Le tocó ayer ser sustituto y sustituido. Hoy, las pruebas.