"Me gustaría jugar en el Valencia con Silva y Villa"

Liga BBVA | Valencia

"Me gustaría jugar en el Valencia con Silva y Villa"

"Me gustaría jugar en el Valencia con Silva y Villa"

josep maria lago

El Chori Domínguez atendió ayer al Diario AS a su llegada a Barcelona. El Rubin Kazan ya prepara el choque de la Champions ante el Inter. El argentino se mostró prudente, pero ilusionado por su más que posible fichaje por el Valencia. Ya cuenta los días para venir.

El invierno llegó a Barcelona al mismo tiempo que Chori Domínguez. El argentino comanda la expedición del Rubin Kazan que se concentrará cuatro días en la capital catalana para preparar el último y decisivo encuentro de la Champions League, ante el Inter de Milán, el día 9. Aunque el futbolista es prudente, pues respeta a su club, dejó claro que su deseo es fichar por la entidad ché: "Me gustaría jugar en el Valencia con Silva y Villa, y hacerlo en España. Estoy muy ilusionado, y las negociaciones están muy avanzadas, pero no puedo decir nada más".

Domínguez se centra ahora mismo en el partido del miércoles y emplaza la resolución de las negociaciones para ese día: "Entonces será cuando tomemos una decisión. Sé que tengo que fichar antes del día 31, que entra una nueva ley en vigor. Ojalá que todo se resuelva, pero ahora estoy pendiente de ganar el partido ante el Inter y seguir haciendo historia".

El argentino, equipado con el chándal de su equipo, arribó ayer al hotel de concentración antes de las 15:00 horas y rehusó posar con la camiseta valencianista. "No, aún no puedo", dijo. Pese a su prudencia, ya está enterado de la actualidad del club valencianista: "¿Jugar con Silva y Villa? Claro que sería lindo, pero aún es sólo una posibilidad". Aprovechando la estancia en Barcelona, el agente del futbolista se reunirá con el jugador para seguir avanzando en su fichaje por el Valencia. Domínguez explicó que puede jugar de delantero o de mediapunta y que el Valencia "es una plantilla de una enorme calidad", finalizó.

César Navas y Raúl Ruiz le hablan "maravillas" del club

Pese a que el Rubin Kazan juega en una Liga tan remota como la rusa, el argentino no está solo y cuenta con buenos consejeros. César Navas y el preparador físico del equipo, Raúl Ruiz, le han hablado "maravillas" de la ciudad y de la entidad ché. Domínguez destacó la importancia de Ruiz en su carrera: "Me ha ayudado mucho al principio. Sobre todo a nivel físico y psicológico. Mucha parte del éxito y de la progresión se lo debo a él". El Chori (el mote le viene en su época en el Quilmes, cuando debutó en la máxima categoría), asimismo, reconoce que su edad, 28 años, no es un impedimento y que ahora se siente más maduro: "No sé porqué he tardado tanto en dar el salto. Estas cosas no las buscas, te vienen. El equipo ayuda porque hicimos grandes cosas".