El Madrid entra en puja con el Barça por Cesc

Liga BBVA | Real Madrid

El Madrid entra en puja con el Barça por Cesc

El Madrid entra en puja con el Barça por Cesc

reuters

Cesc Fábregas se ha convertido en uno de los principales objetos de deseo de Madrid y Barça para reforzar sus proyectos la próxima temporada. Rosell lo tiene como arma electoral, pero el club blanco negocia con Adidas y el centrocampista puede ser la gran baza del nuevo contrato.

El futuro de Cesc Fábregas (22 años) está cada vez más lejos del Emirates Stadium. Arsene Wenger tiene un pacto tácito con el internacional español, por el que le liberará el próximo 30 de junio para fijar un traspaso al club al que decida ir. Cesc está convencido de volver a España para jugar en nuestra Liga, lo que ha motivado que Barça y Real Madrid se lancen a una puja por su fichaje. Como ya es sabido, el club azulgrana parte con ventaja por motivos emocionales (se formó en su cantera) y por ser la gran apuesta electoral de Sandro Rosell, con el que ya ha mantenido conversaciones informales.

Pero según pudo saber AS, el Madrid ha movido ficha en los últimos días y ha dejado una pista definitiva en su interés por hacerse con el joven talento catalán. En las conversaciones que el club está manteniendo para renovar al alza su contrato con Adidas, le ha preguntado a los responsables de la firma alemana: "¿Cuánto aumentarían las cifras del contrato si fichamos a Cesc para 2010?".

Para Adidas la opción es jugosa y atractiva porque arrebataría a Nike uno de sus iconos publicitarios (tiene cuatro años firmados), dado que pasaría a ser una de sus banderas.

Negociación.

No hay que olvidar que Florentino ya intentó contratar a Cesc en junio para su ambicioso proyecto deportivo, pero el Arsenal se descolgó pidiendo 60 millones de euros, cantidad que fue a parar al Milán para traer a Kaká. El Barça está mejor colocado en la puja por el internacional, pero Florentino está acostumbrado a estos pulsos y sabe que el jugador no olvida que Begiristain dijese: "El que se va del Barça no debería volver nunca".