Cristiano Ronaldo da su primera clase

Peace Cup | Real Madrid - Al Ittihad

Cristiano Ronaldo da su primera clase

Cristiano Ronaldo da su primera clase

helios de la rubia

El '9': "Cumplo mi sueño de niño de jugar en el Bernabéu".

La vida ha cambiado mucho por el Bernabéu. El cambio climático experimentado por el madridismo en estos dos últimos meses es incuestionable. La última vez que su equipo apareció por aquí (pasado 24 de mayo), el Mallorca visitó un Chamartín desangelado, con más de 40.000 localidades vacías. Los isleños se exhibieron (1-3) y el Madrid acabó con un once formado por Casillas; Torres, Sergio Ramos, Javi García, Drenthe; Lass, Van der Vaart, Parejo, Robben; Raúl e Higuaín. El acta de aquel partido de infausto recuerdo nos recuerda que en el banquillo estaba un tal Faubert...

Pasados 62 días, el personal ha levantado la cabeza y ha recuperado la autoestima madridista a golpe de galácticos presentados como si fuesen un trueno. Kaká reunió a 50.000 fieles a la religión blanca (el número que se espera esta noche en el debut de la Peace Cup ante el Al Ittihad). Cristiano Ronaldo se metió de cabeza en el Guinness abarrotando la sala (85.000) y Benzema, el tapado, se ganó a la hinchada con seis besos como seis soles en ese escudo que dice haber amado desde crío gracias al otro Ronaldo, el del Corinthians...

El estreno mundial de Cristiano en el Bernabéu promete. Jamás jugó en el que será su santuario, al menos, hasta 2015. "Cumplo mi sueño de niño de jugar en el Bernabéu", afirmó orgulloso y feliz en la entrevista concedida a este periódico el pasado 7 de julio. Cristiano Ronaldo cuenta las horas para su debut con esa camiseta blanca que le sienta como un guante (se recomienda contemplar de nuevo la portada del AS de hoy). El portugués estará en todas partes. "Cristiano Ronaldo jugará de Cristiano Ronaldo, unas veces por la banda, otras en punta...", explicó Pellegrini, que también recibe la alternativa.

El dilema.

Como los árabes del Al Ittihad tampoco amedrentan a priori (los ecuatorianos del LDUQ, rival del martes en el Bernabéu, les ganaron fácilmente por 3-1), las otras incógnitas parten de la apuesta inicial que haga Pellegrini. El chileno aclaró que los titulares que jueguen esta noche 60 ó 70 minutos serán suplentes el próximo martes. Ello impide asegurar si hoy repetirá titularidad Raúl en detrimento de Higuaín, o si Guti hará de Kaká o Pellegrini dará chance a Robben, inédito en lo que va de pretemporada por sus habituales problemas físicos.

Por lo demás, el partido tiene otro foco morboso: la hora. Jugar a las 22:30 pone a prueba la paciencia de los padres con niños pequeños y al propio Florentino, que quiere jugar a las tres para que vean a sus galácticos 1.000 millones de asiáticos. Que no cunda el pánico. Si Cristiano se sale, nadie mirará el reloj...