Higuaín: un 4x4

Real Madrid 4 - Málaga 3 | La contracrónica del partido

Higuaín: un 4x4

Higuaín: un 4x4

No estaban Ruud, Pepe ni Robben. Raúl en el banquillo. Y el Málaga golpeando tres veces: 0-1, 1-2 y 2-3. Pero anoche Higuaín cogió su fusil y agujereó el orgullo malacitano con cuatro goles que devolvieron al Madrid a su ruta. La del coraje...

Corazón de león. Así se levanta un gigante. Así se hacen del Madrid el 90% de los niños. Así es como se explica que al Bernabéu vayan 80.000 un día sí y otro también. Así se entiende que en Argentina ya estén divididos entre agüeristas e higuainistas. Así es como Di Stéfano marcó el camino a sus compatriotas de cuál es el equipo adecuado para pasar a la Historia. Así es como se cierra la herida de un accidente con chapa en la Champions. Así es como se minimiza un coladero infame en defensa que te cuesta tres goles. Así es como se responde a un árbitro empeñado en alimentar la leyenda blanca echando jugadores para que las victorias sepan el doble de bien. Así es como se gana el crédito un bicampeón de Liga. Así es como se homenajea a Juanito, que mañana cumplirá 54 años. Y digo cumplirá porque mi Juan sigue vivo y no falta a su cita con ese Bernabéu que lo amará hasta el fin de los días. Anoche le vi abrazarse a Pipita tras empujar con él ese rechace de Arnau que puso en pie a toda la Nación Blanca. Higuaín ha rescatado el espíritu legionario de Juanito. Los 12 millones de euros que costó me parecen pocos. Gracias Pedja por traernos a esta fiera de la Pampa. Pipita, ¡qué bueno que viniste!

Orgullo. Es la palabra que Guti utilizó el miércoles para explicar lo que había faltado ante la Juve. Como dijo Schuster tras la machada: "Este es el único equipo que es capaz de hacer estas cosas". Es el método, alejado del fútbol académico y ordenado, que le vale a ese madridismo que necesitaba una noche de adrenalina, testosterona, locura escénica y toque de corneta. Mis amigos de Peralta, Los Gallardos, Alcudia, Gibraleón, Peralta, Cistierna, El Cid, San Vicente del Raspeig, Puertollano, Los Serranos, Esplugas, Medina del Campo, El Pilar de Oliva, El 7 Blanco de Tenerife, Baena, Palas, Los Amigos del Madrid de Asturias, Munera y Fuengirola me dictan la gran frase: "Hoy sí. Por encima del juego, el Madrid debe morir de pie y así se gana con diez...".

AVE Eliseu. El AS de ayer me asustó antes del partido. Ver a Eliseu vestido con la equipación del Málaga en la estación del AVE fue un aviso de lo que nos esperaba. Su jugadón en el primer gol fue de PlayStation. Y luego llegó el segundo y el 2-3. Demasiado para el body. Sin Ramos (Iturralde, majete, tú sabes que eso era amarilla, míratelo) y con Heinze perdido en su laberinto del Fauno, tocaba arrebato. Y el himno sonó precioso. Sólo falta que vuelva De la Red (Rubén, tu equipo te necesita, chaval) para que la orquesta nos vuelva a envolver con el sonido imponente de las victorias.

Futuro. Me topé con tres jóvenes llegados desde Melilla, que vinieron ex profeso para ver a su Real. Se volvieron a casa emocionados. A falta de buen fútbol, el Madrid ha reconquistado el corazón de su pueblo. Gracias, Pipita. Héroe.