En Inglaterra funciona la Premier Reserve League

Fútbol | Tema del día

En Inglaterra funciona la Premier Reserve League

Su origen data de 1911, pero su formato actual es de 1999

La liga inglesa tiene su espejo en la Premier Reserve League. Es una competición cuyo origen data de 1911 aunque su sistema actual sea de 1999, se emite en las televisiones de los clubes, incluye a todos los equipos de la Premier repartidos en dos divisiones geográficas y los ganadores de las mismas se enfrentan en una final. Sólo bajan a una competición similar y regional los equipos que pierden su categoría en la Premier League. Así pues, en total los jugadores de los equipos reservas juegan unos 20 partidos por temporada, algo que forzó a Mourinho, Wenger y al propio Benítez a sugerir la posibilidad de que los equipos B pudieran participar, como ocurre en España, en competiciones normales. La idea se quedó únicamente en debate.

Benítez y Mourinho llegaron a proponer que los equipos reserva iniciaran su andadura en la liga profesional más baja (Conference) y subir escalafones según sus resultados, al igual que ocurre en España. "¿Por qué no pueden jugar nuestros equipos reserva en una competición oficial si tienen la suficiente calidad?", se preguntaba el preparador español. "Nuestros jóvenes tienen talento, pero no la experiencia para llegar al primer equipo. Por ello no pasan del banquillo. Está claro que el sistema de equipos reserva no funciona, hay que hacer algo al respecto para que no se desperdicie el talento de los chicos". Mourinho también luchó por la transformación de la liga de reservas mientras estuvo en el Chelsea. "Juegan 18 partidos, eso no es nada, no sirve para que los jóvenes mejoren. O cambiamos el sistema o buscamos otras alternativas".

Negativa.

La respuesta de la mayoría de clubes de categorías inferiores fue rotunda: "La Championship o la League One tienen 72 años y son apoyadas por 16 millones de aficionados al año. Nadie quiere ver el equipo reserva de ningún grande, ya sea el Chelsea o el Madrid. Y los jugadores jóvenes no están preparados para competir en las duras Championship o League One. Si Benítez quiere que los jugadores jóvenes jueguen más que me los ceda", afirmó en su día el presidente del Gillingham, Paul Scally.

Es el vivero de los españoles

Gerard Piqué y Cesc Fábregas, ahora habituales en las alineaciones de Ferguson y Wenger en el Manchester y Arsenal respectivamente, han pasado por la liga de reservas. Fran Mérida, cedido por el Arsenal en la Real Sociedad, jugó allí la mayoría de sus partidos como gunner. Ahora juegan Dani Pacheco, Dani Sánchez, Francisco Durán o Mikel San José. Benítez, que por contrato no puede controlar la cantera, ha montado una academia paralela en el equipo reserva que cuenta con unos 30 futbolistas.