Tchité le roba la gloria a Irureta

RACING 2 - ZARAGOZA 2

Tchité le roba la gloria a Irureta

Tchité le roba la gloria a Irureta

JUAN MANUEL SERRANO ARCE

Un gol del burundés en el último minuto evita la victoria del Zaragoza en la vuelta de Jabo a los banquillos de Primera

Un gol del burundés Mohammed Tchité, marcado en el tiempo añadido, arrebató al Zaragoza una victoria para la que en modo alguno habían hecho méritos, dado que el dominio del cuadro de Marcelino fue total durante prácticamente todo el encuentro.

El Sardinero registró una buena entrada para ver a un Racing que en sus dos últimos partidos en casa, ambos de Copa del Rey ante Zaragoza (4-2) y Athletic de Bilbao (2-0), se impuso con autoridad y conectó con su afición que ve al equipo con posibilidades de completar una gran temporada.

Apenas tardó tres minutos el Racing en abrir el marcador, en una jugada personal de Sergio Sánchez, hoy lateral derecho, quien tras irse de tres jugadores, tocó en vertical para la llegada del canterazo Iván Bolado, que batió a César con un disparo que acabó en las mallas después de dar en el palo corto.

El dominio del Racing era absoluto y así se vieron algunas jugadas en las que prácticamente la tocaron todos, de atrás alante y de una banda a la otra, ante una tímida presión del Zaragoza. Los cántabros, por dominio y juego, no tanto por ocasiones, quizá merecieron ir al descanso con mayor renta. Y, en la primera acción ofensiva del segundo periodo, apunto estuvieron de volver a sorprender al Zaragoza como lo hicieron en el inicio del partido, pero los centrales reaccionaron bien y rebañaron un balón a Iván Bolado, cuando este se disponía a fusilar a César.

Con el marcador a favor y un rival en frente blando en la presión, el Racing jugaba a placer. Sin embargo, una falta lejana botada por Luccin al centro de la portería no fue atajada por Coltorti y su despeje en corto fue aprovechado por Diego Milito para empatar el partido.

Superior

El gol cayó como el hielo para un equipo que se había mostrado muy superior que su rival, lo que no fue óbice para que los cántabros se volcaran hacia el área del Zaragoza y dispusieran de algunas ocasiones, la más clara de Jorge López, que acabó disparando fuera, cuando se había plantado solo ante el meta.

Al final, al Racing se le hizo largo el partido y, cuando acusaba el desgaste del encuentro de Copa del pasado jueves, Celades ganó la espalda a la defensa y colgó un balón sobre la salida de Coltorti, con tiempo para rematar él mismo la acción estableciendo el 1-2 que parecía definitivo. Hasta que llegó Tchité y le agrió el gesto de triunfo al bueno de Irureta.