¡¡¡Capello, vete ya!!!

Primera | Real Madrid 0 - Levante 1

¡¡¡Capello, vete ya!!!

¡¡¡Capello, vete ya!!!

Los 1.000 partidos de Liga en el Bernabéu no tuvieron el homenaje que la ocasión merecía. Un Madrid rancio, sin gol y con un fútbol rácano. El Levante sacó máximo partido del caos. Capello puede estar apurando sus últimas horas...

Pañolada. El Bernabéu está harto. De tomaduras de pelo. De Capello. De ver a Beckham, un caballero de los pies a la cabeza, en su torre de cristal mordiéndose las uñas. De ver a Ronaldo hastiado en su fría casa de Milán, con su 99 a la espalda, sin entender nada de lo ocurrido. Del proceso de destrucción masiva de un italiano sin el mejor conocimiento de la cultura de este club. De que el tal Capello coma con Galliani y se ría a mandíbula batiente, quizás burlándose de cómo nos han chuleado a Ronie después de llamarnos "bandidos". Hartos de ver a Reyes arrastrarse por el campo mientras Baptista estaba en la grada sin saber por qué fue gaseado por el exterminador el pasado verano. Hartos de que Capello abronque a todo aquel que se atreva a hacer un caño o imagine un sombrero. Hartos de que no tenga bemoles para explicar que es 'tan' madridista que exigió 2.800 kilos por tres años a cambio de su interesada firma. Proclamo que renuncio a mis tres próximas pagas (mi mujer no creo que me lea) si ello ayuda a darle el soñado y necesario finiquito...

Con cariño. No es nada personal, señor Capello. Pero váyase de una vez. Abandone este barco que hace aguas por culpa de su necedad y su burda planificación, basada en empequeñecer al Madrid hasta convertirlo en un digno filial del Catania. El Levante sacó petróleo en un río seco. Le bastó la puntería de mi amigo Salva (78 goles avalan a este trotamundos insaciable) y el orden que Abel ha sabido imponer en un equipo que llegó a Madrid con esta consigna: "No es el Madrid el que está enfrente, chicos. Es un equipo de Capello. O sea, victoria segura". Tampoco olvido el tumor arbitral. Tres penaltis sin castigo. El árbitro, Álvarez Izquierdo, nació en Barcelona. Villar, eres mi ídolo. Cada vez te cortas menos, majete...

Nostalgia. Curioso. El último Madrid-Levante (noviembre de 2004), acabó 5-0, goles de Ronaldo (2), Owen, Figo y Beckham. No olvido que Ronie y David seguían en nómina hasta que este pitbull de los banquillos llegó aquí con el objetivo de destruir la Galaxia. Se debe creer Darth Vader. Calderón, o acabas con esto o Capello te llevará también por delante y cenará en el Txistu burlándose por lo ingenuo que fuiste. El Bayern ya ha reaccionado. Magath fuera... Dejo los mensajes que me llegaron tras la justa pañolada: "Del Bosque o Míchel al banquillo... ¡Y Schuster en junio!". "Beckham, titular en Anoeta".

Peñas. No caigo en depresión absoluta porque pasé todo el día junto a las 1.849 peñas del Madrid. Un ejército de gente sana, fiel, admirable, valiente, bregadora y madridista hasta las cachas. Esta humilde página va dedicada a ellos en un día que debió ser de fiesta, hasta que llegó el hombre del saco y nos robó la ilusión, el último tesoro que le queda al ser humano. Capello, vete ya. No quiero verte más por aquí. Hasta siempre, Fabio. Fue horrible mientras duró...